El paisaje rural de Pomerania se caracteriza por una gran diversidad dependiendo en que parte de la región está. Aquí se puede llegar a conocer la cultura y la historia de las misteriosas casas con soportales o los edificios típicos de los pescadores de la costa.

Casa con soportales en Marynowy

El pueblo Marynowy fue fundado en 1321. A principios del siglo XIX tenía 724 habitantes de los cuales 93 eran menonitas y el número seguía creciendo. Marynowy fue uno de los mayores asentamientos menonitas en Żuławy.

Aquí es donde vivían los menonitas más ricos. El paisaje rural ha cambiado en gran medida. El centro de Marynowy es la iglesia de San Ana junto con el cementerio. De las 17 residencias históricas se pueden ver unas 15, incluidas 10 de madera. En el lado este de la aldea hay un cementerio evangélico casi abandonado donde después de la guerra había todavía una iglesia de entramado y un molino al lado de la carretera, por desgracia ambos edificios no han sobrevivido.


Foto: M.Bieliński, Dep. Turystyki, UMWP