El viaje por Casubia del Norte, o como la llaman los habitantes de esta tierra - los casubios - por Norda, empecé en Hel. Nunca olvidaré la brisa suave que llevaba ese olor del mar tan típico. Salí de Gdynia en una lancha colectiva, con mi bicicleta. Cuando estaba en Hel, visité el focario, el Museo de la Pesca, y en la calle Wiejska comí un pescado fresquito. La comida fue perfecta. ¡Que pena que no se puede comer para más tarde! Después de la comida, hay que moverse un poquito. ¡Me subí a la bicicleta y ya! El camino de Hel a Jastarnia - que revelación! A lo mejor no hay otro camino tan agradable - una parte atraviesa el bosque, para correr luego justo al lado del mar, a lo largo de la Bahía de Puck. En Jurata, llamada la meca de los famosos y los ricos,  tomé un café aromático. En Jastarnia, paré cerca del puerto, para admirar a los botes, veleros y barcos de pesca.

El camino de Hel corre hasta Puck, pero antes de llegar allí, paré en Chałupy, donde me encontré con un casubio verdadero, que estaba contando del trabajo duro de los pescadores y de los barcos tradicionales. Tal barco tradicional se llama Pomeranka y últimamente vuelve a ser muy popular. Hoy en día esos barcos construye, entre otros, la familia de Struck de Jastarnia. Afortunadamente, se sentó conmigo en una mesa un chico joven, que hablaba perfectamente casubio. Sin él, no hubiera entendido bien los cuentos del pescadero. Cuando le escuchaba, por un momento me sentía como fuera de vacaciones en el extranjero.

Antes de llegar a Władysławowo, vi centenas de velas en la Bahía de Puck – los aficionados del windsurfing y  kitesurfing estaban muy contentos.Decidí probarlo y quedé para la primera clase en una de las escuelas. Cansada, pero feliz, llegué a Władysławowo. No era el fin, porque decidí tomar un paseo por la playa. A esta hora del día la playa arenosa, estrecha y vacía parecía como salvaje, y el agua estaba de tono bello de gris azulado. Aquí podía planear con calma los días siguientes. Fui a Jastrzebia Gora, y en el camino visité al faro en Rozewie, la ciudad de Puck con la iglesia parroquial de San Pedro y San Pablo. Después, llegué al palacio en Rzucewo y al castillo en Krokowa. Como una memoria bonita iré a casa con una escultura de un angelito casubio, que va a recordarme el tiempo tranquilo pasado al mar.

Un par de días no es suficiente para visitar todos los sitios interesantes del distrito pucki. Ya no puedo esperar cuando vuelvo aquí dentro de un tiempo con mis amigos.  Lo que he visto aquí y lo que me pasó me ayudará a convencerles fácilmente a hacer un viaje a Norda.


Jastarnia

Jastarnia

      Jastarnia, además de Hel y Jastrzębia Góra, es el lugar de veraneo más famoso del norte de Polonia que se fundó de la unión de dos localidades: Jastarnia Pucka y Bór, es decir, Jastarnia Gdanska. Ahora abarca Kuźnice que forma parte de Jastarnia y el famoso balneario Jurata.

En los años veinte se convirtió en un centro turístico gracias a la construcción de las vías de tren. Antes sólo se podía llegar por agua en barcos de pesca que iban a Gdansk y Puck. Este viaje dependía de la intensidad y dirección del viento y duraba hasta 10 horas, sin embargo, esto no desanimaba a los turistas que disfrutaban de la visita a la península.


La tradicional edificación pesquera, que se ha conservado en Jastarnia hasta hoy le da un carácter único y el paseo por las calles es una experiencia inolvidable para todos los turistas. Las casas de pescadores decoradas en la parte superior con pequeñas capillas e imágenes de santos hacen que el turista se traslade a los viejos tiempos cuando Jastarnia era un pueblo pesquero. Merece nuestra atención la iglesia neo-barroca, construida en el período de entreguerras, por su decoración marítima del interior de color blanco-azul-verde claro que destaca el afecto de los feligreses al mar y sus tradiciones. Impresiona mucho el púlpito con forma del tradicional barco pesquero que navega por el mar agitado y las vidrieras de colores y cuadros hermosos que adornan las paredes de la iglesia. En la parte exterior destaca la torre de la iglesia de 47 m coronada en estilo barroco. El lugar que conmemora a los pescadores tragados por las oscuras aguas del mar es el cementerio donde hay lápidas simbólicas de los habitantes de Jastarnia perdidos en el mar.


Un elemento interesante del paisaje de la ciudad es el faro situado en una duna no muy alta. El faro guia a los marineros desde 1950 cuando fue construida en el mismo lugar del faro original de 1939 que fue bombardeado. Es interesante que la base del faro esté hecha de elementos que antes formaban el faro Stilo. Esta construcción baja que dirige a los marineros en la costa polaca tiene sólo 13,3 m y emite una luz que se ve desde una distancia de 15 millas náuticas.


Debido al carácter pesquero del pueblo, en Jastarnia hay tres museos de la pesca. Vale la pena visitar cada uno de ellos ya que presentan unos objetos únicos y excepcionales que antes eran utilizados por los pescadores durante la pesca y en la vida cotidiana.


El Museo "Chata Rybacka" (Cabaña del Pescador) está ubicado en una original casa de pescador construida en su mayor parte de madera traída por el mar, lo cual le da un carácter único a este lugar.


El Museo privado "Pod Strzechą" (Bajo tejado de paja) de Juliusz Struck es una colección única de objetos de recuerdos familiares, herramientas de pesca y un taller de construcción de embarcaciones donde se puede ver con que métodos se hacen las barcas de pesca tradicionales.


El último museo extraoficial es el oficio del contramaestre en el puerto, donde el contramaestre de Jastarnia reunió aparte del equipo pesquero y las herramientas también los objetos encontrados en el mar por los pescadores.


Los refugios que pertenecen al complejo del Centro de Resistencia Jastarnia construido en la Región Fortificada Hel muestran la importancia de Jastarnia y su ubicación estratégica. Su objetivo era proteger la tierra de los ataques del enemigo. Debido a las condiciones geográficas favorables, en los alrededores de Jastarnia, la península alcanza hasta 450 metros de ancho y exactamente este lugar resultó ser ideal para las instalaciones de defensa: Sęp, Sokół, Saragossa y Sabała. La construcción del Centro de Resistencia Jastarnia iniciada en mayo de 1939 debía durar varios meses, pero el ataque del enemigo contra Polonia en septiembre de 1939 no permitió la realización de los planes. En la actualidad, los refugios son una de las mejores fortificaciones conservadas de la península accesibles para todos.


Jastarnia no es sólo la pesca y los objetos militares sino también el ocio, la relajación y la oportunidad de pasar el tiempo libre de diversas maneras, sobre todo de forma activa. Amplias playas invitan al descanso y la diversión en la arena dorada y las aguas poco profundas del "Pequeño Mar" seducen a todos los amantes de los deportes náuticos. Kitesurf, windsurf, diversión en lanchas y motos de agua son sólo algunas atracciones de Jastarnia. Los pescadores locales ofrecen excursiones en barcos tradicionales por la bahía, y para aquellos que viajan en su propio yate está preparado un puerto deportivo con 70 plazas para amarrar.


Las hermosas playas, el clima único con un alto contenido de yodo en el aire, las aguas cálidas de la Bahía de Puck y el sonido de las olas del mar abierto proporcionan las condiciones ideales para relajarse, incluso para los turistas más exigentes.