Casubia es un lugar maravilloso creado según una leyenda por Dios, por intercesión de los ángeles y con ayuda de Grifo. La leyenda dice que el Señor durante la creación del mundo dejó una gran superficie arenosa escasa en bosques y lagos, en la que no había vida. A petición de los ángeles miró dentro del saco por si podía dar algo a este lugar y así inclinó el saco sobre la tierra estéril de Casubia y esta recibió muchos bosques, bonitos prados llenos de flores, ríos y lagos con de agua transparente y con el suelo fértil para dar abundantes cosechas todos los años. Para que nada desapareciera de tan maravilloso lugar envió a Grifo para cuidar la región y protegerla de cualquier mal.

El  bordado casubio es el arte local más famoso y popular que tiene sus raíces en el siglo XVIII. Hasta el día de hoy, las bordadoras adornan a mano la tela de lino de acuerdo con los patrones tradicionales y el uso de los colores adecuados para poder decorar las mesas festivas.

En Chmielno podemos ver cómo los sucesivos miembros de la familia Necel hacen a mano las vasijas de barro con ayuda del torno de alfarero impulsado por la fuerza de las piernas. De esta manera se hacen jarras, cuencos y jarrones que luego son decorados con motivos típicos de la cerámica de Necel: ramita de lila, escama, tulipa, estrella de Casubia, corona de Casubia, azucena y tulipán grande.

En el Museo Etnográfico de Wdzydze Kiszewskie podemos visitar una tradicional cabaña llamada en el idioma casubio “chëcz”, en la que vivían los casubios. En el interior se presentan los muebles tradicionales, especialmente aparadores y armarios de cocina decorados a mano por los escultores. La pintura sobre vidrio y la producción de artículos de las raíces de pino también es arte casubio.

Después del trabajo en el campo y las tareas del hogar, los casubios en su tiempo libre se reunían a menudo en sus casas o tabernas para divertirse junto con familiares y vecinos escuchando la música local. El inicio de la fiesta lo anunciaban las alegres melodías del violín diabólico y el típico instrumento casubio llamado “burczybas” hecho de un barril cubierto con una piel de animal. Los que se quedaban sin fuerzas bailando el baile casubio “Koseder” se sentaban a las mesas bien provistas para deleitarse con los exquisitos platos de cocina casubia. El pan al horno hecho con las propias manos, el arenque al estilo casubio y la frambuesa casubia son solo algunas de las especialidades locales. "Jo jem najedłi ë napiti, ale muszi tabaką bëc nos przebiti", según este proverbio casubio después de comer cada verdadero habitante de Casubia debe tomar rapé de su tabaquera.

Hasta el día de hoy se organizan fiestas y banquetes para familiarizarse con la cultura casubia, conocer las costumbres y los rituales y, sobre todo, para escuchar el dialecto de la tierra de Grifo que lleva por el Camino Casubio hacia el mismo corazón de Casubia.

Kartuzy - ¿la capital de Kashubia?

Kartuzy - ¿la capital de Kashubia?

     Kartuzy es uno de los más hermosos lugares de la "Suiza de Kashubia". Por su céntrica ubicación en la región llamada Kashubia y el empeño de sus habitantes por el mantenimiento y promoción de la cultura de Kashubia, está  denominada la capital de Kashubia.

La fundación de Kartuzy está estrictamente vinculada con el monasterio de los Cartuchos. En el año 1382 Jan de Różęcino, el dueño de las tierras de la comarca invitó a los cartuchos de Praga para que construyeran aquí el conjunto del monasterio llamado "El Paraíso de María". El objeto principal del conjunto fue un templo gótico, actualmente colegiata, con un único tejado en forma de tapa de ataúd. Alrededor del monasterio en el transcurso de los siglos, se fue desarrollando un pueblo que con el tiempo se convirtió en el centro de la vida social, política, económica y cultural. En el año 2012 se celebró el 630 aniversario de la creación del pueblo cercano al monasterio.

En 2013 se celebró el 90 aniversario de las leyes de la ciudad que fueron otorgadas gracias a la determinación de sus habitantes en 1923. Actualmente la ciudad hospeda a las autoridades municipales, del alcalde y de la provincia (starostwo). La comarca está habitada por 31 mil personas y la ciudad misma por 15 mil.

Una amplia colección de carácter etnográfico del Museo de Kashubia constituye una fuente excelente para conocer la cultura de Kashubia. El abecedario kashubio (Las Notas Kashubias) que se canta, llama la atención de los visitantes tanto como los instrumentos: el burczybas y el "violín del diablo". Un valor especial para la cultura de Kashubia es su lengua, que frecuentemente se puede escuchar en las calles de Kartuzy y encontrar su forma escrita en las indicaciones bilingües de los nombres de los pueblos.

El turismo acuático, de bicicleta, senderismo y la marcha nórdica en las rutas perfectamente seleccionadas, son una oferta por excelencia. El Centro de los Deportes Acuáticos y Promoción de la Región en Złota Góra ubicada en Brodnica Górna con el escenario de verano y su anfiteatro, además de la marina de veleros, es un sitio perfecto para el recreo y el ocio. Una de las fiestas organizadas aquí es Truskawkobranie, dedicado a la fresa que atrae a miles de turistas el último fin de semana de junio. Además, merece la pena asistir al Festival de la Música de Órgano y de Cámara que se realiza en los meses de julio y agosto en la colegiata, antigua iglesia de los Cartuchos, y obligatoriamente se debe conocer la galería Refektarz ubicada en el antiguo refectorio del monasterio.

El turista también encontrará algo para sí mismo dentro de la comarca de Kartuzy. Vale la pena visitar Sianowo, con el Santuario de la Madre de Dios o Strysza Buda con el Parque Kashubio de Miniaturas. Para los amantes del turismo de naturaleza, se recomienda la zona de Mirachowo, especialmente los bosques de Mirachowo con sus ocho reservas naturales. Es imprescindible probar la sabrosa y sana comida tradicional de la zona, sin preocuparse por la abundancia de las calorías que contiene porque luego les será fácil perderlas en la piscina Nëczk en Kartuzy con su sauna y gimnasio.