Descubre Gdansk y sus atracciones

Esta ciudad aunque tiene más de mil años, impresiona por su modernidad. Orgullosa de su historia extremadamente rica, abierta al mundo y para el futuro. Con vistas al mar Báltico, el puerto, el río Motlava, los bosques del Parque Paisajístico del Tri-ciudad. Con la península de Westerplatte, que recuerda el 1 de septiembre de 1939, el área del antiguo astillero de Gdańsk y la histórica puerta nº 2, con la montaña de Gradowa y la fortaleza de Wisłoujście, que evocan los tiempos napoleónicos. Gdańsk - asentamiento sobre el río Motława. Un lugar fantástico para vivir, trabajar y desarrollarse. La ciudad más grande del norte de Polonia y la único sitio en el mundo.

Ubicada en el Golfo de Gdańsk, con acceso a numerosas playas que cobran la vida en la primavera y el verano, rodeadas de pintorescos bosques del Parque Paisajístico del Tri-ciudad, en el vecindario cercano de Casubia, Gdańsk es una de las ciudades más interesantes del mapa de Polonia. Te impresiona no solo con el paisaje, sino también con la historia. Fue aquí, dónde desde la Puerta Dorada hasta la Puerta Verde, los reyes polacos pasando en procesiones rodeados de su séquito saludaron a la población. Aquí es dónde se situa, en la calle peatonal Długi Targ, el corte de Artus extremadamente majestuosa y delante tiene la fuente de Neptuno, los símbolos de Gdańsk.

Hay más símbolos. Uno de ellos es la grúa, la grúa portuaria más antigua y más antigua de la Europa medieval, construida en Długie Pobrzeże (La Orilla larga), una estructura que desde el siglo XV ha asegurado el desarrollo dinámico del Puerto de Gdańsk.

 

Eran ciudadanos del Gdańsk personajes tan importantes como el destacado astrónomo Jan Heweliusz, el gran inventor Daniel Gabriel Fahrenheit y el filósofo Artur Schopenhauer, todos  vinieron en Gdańsk. Fue aquí donde los soldados polacos de Westerplatte defendieron heroicamente al país, cuando Schleswig-Holstein, el acorazado del Tercer Reich, en septiembre de 1939 disparó contra el depósito militar polaco, así comenzando la Segunda Guerra Mundial. Fue aquí, en el Astillero Gdańsk, en 1980, que los trabajadores emprendieron una huelga que inició una ola de cambios lenta pero efectiva en Polonia y en Europa Central y Oriental.

Europejskie Centrum Solidarności w Gdańsku
Centro Europeo de Solidaridad en Gdansk, fot. Pomorskie.Travel

Hoy Gdańsk se describe como una ciudad de libertad y solidaridad. La historia del movimiento NSZZ "Solidaridad" la cuenta creado el Centro Europeo de Solidaridad es único a escala internacional. Extremadamente original en términos de arquitectura, el objeto (construido sobre el modelo de un barco) esconde una exposición que presenta la historia del movimiento Solidaridad y es un lugar donde se llevan a cabo muchos eventos culturales. Lech Wałęsa, el primer presidente de NSZZ "Solidarność", ex presidente de Polonia y galardonado con el Premio Nobel de la Paz, tiene su oficina aquí.

Desde el Centro Europeo de Solidaridad, que se encuentra en los terrenos del antiguo astillero de Gdańsk, no queda lejos al Museo de la Segunda Guerra Mundial. Es el museo más nuvevo y moderno de la ciudad, construido con un estilo increíble. Habla con entusiasmo sobre el conflicto armado más grande del mundo en un amplio contexto internacional.

Gdańsk es un golpe de suerte no solo para los aficionados a la historia, sino también para aquellos que están interesados ​​en la astronomía y las ciencias exactas. El Centro Hewelianum opera en las antiguas fortalezas de pos-napoleónicas. Por otro lado, en el distrito de Wrzeszcz, tiene su sede la Universidad de Tecnología de Gdańsk, una de las mejores escuelas técnicas del país, con más de un siglo de antigüedad.

Hablando de Gdańsk, no podemos olvidarnos de los numerosos parques: el hermoso e íntimo Parque de Orunia y el cautivador y extremadamente popular Parque de Oliwski, que se encuentra a pocos pasos del archcathedral de Oliwa del siglo XIV.


El teatro Shakespeare  acoge no solo actores en su escenario. También es regularmente un lugar para conciertos de artistas de todo el mundo. Fot. Dawid Linkowski

Estos son solo algunos ejemplos de algunos de los puntos más característicos en el mapa de esta ciudad de más de medio millón de habitantes. Gdańsk es una ciudad en constante desarrollo. Ambas instituciones culturales (el Teatro Shakespeare), instalaciones deportivas (el estadio de fútbol en Letnica, cuya forma se refiere al ámbar) e infraestructura moderna, incluyendo los terminales portuarias y de contenedores o el aeropuerto, que se está convirtiendo en uno de los aeropuertos más importantes del Mar Báltico.

 

Gdańsk es una ciudad que atrae a los jóvenes con su modernidad, y las generaciones más maduras están interesadas en la historia y su apariencia clásica.

¡Gdańsk es una ciudad que conecta!

Hans Memling

Hans Memling "El Juicio Final"

    El tríptico de Hans Memling “El Juicio Final”  es sin duda, la obra más valiosa , y también una de las obras más interesantes del arte en las colecciones del museo de Gdansk, que se puede ver en el Museo Nacional en Gdansk. Este cuadro no sólo es hermoso y lleno de significados, también tiene su propia historia que se une con el gran pasado marítimo, el barco y el marinero más famoso de Gdansk.

El cuadro fue encargado a finales del siglo XV a Hans Memling, uno de los artistas más respetados de su tiempo que vivió en Brujas (hoy en Bélgica), que tuvo que decorar el altar en una de las iglesias de Florencia. Cuando el artista terminó la obra, el cuadro fue embarcado junto a otras mercancías valiosas y enviado por vía marítima alrededor de Europa hasta Italia. El barco iba a parar en Londres y el capitán dirigió el barco en esta dirección. En ese tiempo había una guerra entre los países de la Hansa e Inglaterra, llevada a cabo principalmente en las aguas del Canal de la Mancha. Un participante activo en esta guerra era Gdansk, cuyos buques infundían verdadero terror entre los ingleses. Uno de los corsarios de Gdansk, famoso en toda Europa en aquel tiempo, era el marinero Paweł Beneke, capitán de la carabela "Piotr de Gdansk", que cuando se enteró de la valiosa carga del barco que iba a Inglaterra, lo alcanzó en la desembocadura del Támesis. La batalla fue dura y la balanza de la victoria se inclinó a favor de una parte y luego de la otra, pero al final la tripulación del buque Gdansk ganó. El botín era increíble. Después de vender parte de las mercancías y pagar a la tripulación, el corsario regresó a Gdansk. Uno de los co-propietarios de la nave regaló el valioso tríptico a Iglesia de Santa María, y así el cuadro que navegaba hacia Florencia llegó a Gdansk. Durante siglos adornó los magníficos interiores de la Iglesia de Santa María recordando la gran historia de la orgullosa ciudad y las grandes hazañas de los navegantes marinos.


{kolaz:265}


El tríptico ilustra de forma muy plástica la escena del juicio final. Fue representada claramente la escena de la división en los salvados que van al cielo y los condenados al abismo del infierno.


El viaje de Brujas a Italia que terminó en Gdansk no fue el único viaje del tríptico. En el siglo XIX lo robaron los franceses y se lo llevaron al Museo del Louvre, luego fue robado por los alemanes al final de la Segunda Guerra Mundial y cayó en manos del Ejército Rojo y durante mucho tiempo decoró la colección de arte de San Petersburgo. El zar Pedro I quería que la obra se quedara para siempre allí pero finalmente volvió a Gdansk. Cuando regresó, fue entregada al Museo de Pomerania, actual Museo Nacional de Gdansk porque la Iglesia de Santa María estaba arruinada.


El destino del tríptico y las personas relacionadas con él podrían convertirse en el guión para una emocionante película de aventuras. La imagen, llena de contenido y significado incita a reflexionar sobre el destino del hombre y admirar el arte de su creador. Sin embargo, no es suficiente describirlo con palabras, ¡es obligatorio verlo! En la Iglesia de Santa María se puede ver una réplica, pero incluso la mejor réplica no es comparable con el original. Por lo tanto, vale la pena visitar el Museo Nacional de Gdansk y viendo el tríptico de Memling conocer la historia del arte de Gdansk.