El paisaje rural de Pomerania se caracteriza por una gran diversidad dependiendo en que parte de la región está. Aquí se puede llegar a conocer la cultura y la historia de las misteriosas casas con soportales o los edificios típicos de los pescadores de la costa.

Casa con soportales en Krzywe Koło

Krzywe Koło es un pueblo fundado ya en 1363. A principios del siglo XIX, 4 de los 323 habitantes eran menonitas. A finales del siglo XIX en el pueblo había 30 casas en las que vivían 5 menonitas.

El paisaje de la edificación antigua del pueblo ha sido muy cambiado por los edificios actuales. Hasta la actualidad sólo se han conservado una casa con soportales y una iglesia. La casa es de ladrillo revestido con argamasa y el pórtico de paredes enramadas apoyado en 4 columnas y tiene las paredes laterales entramadas. El interior ha sido transformado y no recuerda a la distribución original de las habitaciones.


Foto: Dep. Turystyki, UMWP