Los ayuntamientos antiguos, estaciones ferroviarias, escuelas o las sedes de las oficinas anteriores son los edificios que antes desempeñaron las funciones representativas. Construidos muy a menudo a lo grande, tuvieron el papel de mostrar la importancia y riqueza de la ciudad y se inspiraron en sus monumentos más característicos. Pero ante todo sirvieron a la gente y muchos de ellos siguen haciéndolo. En la región Pomorskie encontramos los ejemplos de los edificios verdaderamente originales. El edificio de la estación ferrocarril de Gdańsk, construido en 1900, es una obra arquitectónica destacada en su categoría, como también el ayuntamiento gótico-renacentista del barrio Główne Miasto o edificio de la Politécnica. Los ayuntamientos en Chojnice, Lębork, Wejherowo, Tczew, Słupsk o las estaciones ferroviarias cuidadosamente renovadas en Gdynia y Malbork son las hoyas arquitectónicas no sólo al nivel regional. Vea como son los edificios públicos antiguos, descubra sus secretos, conozca sus interiores, pare un momento para ver lo que no se nota a diario.

Antiguo Ayuntamiento de Gdansk

Es la joya del manierismo holandés de Antoni van Obberghen de Gdańsk excelente constructor.

El Ayuntamiento fue construido entre los años 1587-1594 como la nueva sede de la Ciudad Vieja. Entre los años 1541-1587 aquí trabajó Johannes Hevelius, primero como miembro del jurado y luego como concejal. El Ayuntamiento sobrevivió felizmente a la Segunda Guerra Mundial como único edificio en la calle Korzenna. Desgraciadamente no se han conservado otras casas cercanas pertenecientes a Hevelius, donde estaba el observatorio y el estudio del famoso astrónomo. La estructura del ayuntamiento se caracteriza por la ligereza, tiene una torre esbelta que se parece al castillo de Elsinore en Dinamarca. Los elementos conservados del interior proceden de diferentes casas de Gdansk. El hermoso portal del vestíbulo inferior fue trasladado del edificio en la calle Długa 28, es del año 1517 y es el portal renacentista más antiguo de Gdansk. El vestíbulo superior es el más bonito, cuyas paredes están revestidas con azulejos auténticos de Delft. En el techo hay un plafón del siglo XVII con las pinturas del taller de Herman Han que también fue trasladado de otra casa. La arcada de piedra del año 1560 decorada artísticamente adorna la pared sur del vestíbulo y proviene del edificio en la calle Długa 45. Directamente desde vestíbulo se entra en la Sala Burguesa donde antes estaba el tribunal. Hoy aquí se celebran conciertos, conferencias y otros encuentros culturales. Las paredes de la sala están adornadas por el valioso conjunto de 12 Sibilas de Adolf Boy que data de la segunda mitad del siglo XVII. El precioso interior también posee el Despacho del Alcalde, donde destaca el plafón de la segunda mitad del siglo XVII. Vale la pena prestar atención al bajorrelieve en la esquina derecha de la fachada principal. Se dice que representa al arquitecto del ayuntamiento, Anthonis van Obberghen.