Łeba para gente activa

Łeba para gente activa

     Desde hace muchos años, Łeba atrae muchedumbre de turistas, ofreciendo un buen descanso al mar. Rodeada por el Parque Nacional Słowiński, entre los lagos Łebsko y Sarbsko, está bajo la influencia del suave clima marítimo. Rodeada por los bosques de piceas y pinos con los caminos de bicicleta y encerrada con las colinas de dunas contra los vientes del norte, es un sitio perfecto para un descanso activo.

Quien la visite una vez, volverá aquí para más tiempo.


La ciudad anima con su rica oferta turística. Las caminatas por la arena de oro de las dunas móviles, búsqueda de ámbar en sus playas anchas o paseos o excursiones en bicicleta por las rutas alrededor de los lagos Łebsko y Sarbsko, son los puntos obligatorios de la visita en Łeba. Para los aficionados de los deportes acuáticos está esperando un lugar agradable, donde windsurfing, kitesurfing o navegación es un puro placer. Pesca de bacalao en el mar o excursiones en mar hasta anochecer atraen también muchos turistas.


Łeba es una ciudad extraordinaria y la única en la costa polaca que está ubicada en la zona climática que es particularmente salubre. El microclima que hay escpecialmente en temporada baja es curativo e favorece el fortalecimiento del sistema immunológico. La claridad del agua del Báltico ha mejorado notablemente durante los últimos años, por consiguiente el clima de Łeba y de alrededores ha aumentado su efecto. Eso produce la reacción positiva del cuerpo humano y la mejora de bienestar de las personas que descansan en Łeba. Gracias a los valores climáticos, tales como el contenido de sal y yodo en el aire, mucha insolación y la dinámica de los cambios atmosféricos, el paseo por la playa contra el viento da mucho más efectos que entretenimiento en gimnasio. La influencia del clima sirve para el mejoramiento del bienestar y el confort de la vida en general. A partir de la emisión de los compuestos curativos de sal y yodo ya mencionados, la actividad de los rayos del sol reflejados en la arena, que contiene 85% de cuarzo, los incentivos positivos se producen también gracias al paisaje tranquilo. Informaciones según el estudio llevado por el climatólogo, el Dr. Kazimierz Rabski.