El viaje por Casubia del Norte, o como la llaman los habitantes de esta tierra - los casubios - por Norda, empecé en Hel. Nunca olvidaré la brisa suave que llevaba ese olor del mar tan típico. Salí de Gdynia en una lancha colectiva, con mi bicicleta. Cuando estaba en Hel, visité el focario, el Museo de la Pesca, y en la calle Wiejska comí un pescado fresquito. La comida fue perfecta. ¡Que pena que no se puede comer para más tarde! Después de la comida, hay que moverse un poquito. ¡Me subí a la bicicleta y ya! El camino de Hel a Jastarnia - que revelación! A lo mejor no hay otro camino tan agradable - una parte atraviesa el bosque, para correr luego justo al lado del mar, a lo largo de la Bahía de Puck. En Jurata, llamada la meca de los famosos y los ricos,  tomé un café aromático. En Jastarnia, paré cerca del puerto, para admirar a los botes, veleros y barcos de pesca.

El camino de Hel corre hasta Puck, pero antes de llegar allí, paré en Chałupy, donde me encontré con un casubio verdadero, que estaba contando del trabajo duro de los pescadores y de los barcos tradicionales. Tal barco tradicional se llama Pomeranka y últimamente vuelve a ser muy popular. Hoy en día esos barcos construye, entre otros, la familia de Struck de Jastarnia. Afortunadamente, se sentó conmigo en una mesa un chico joven, que hablaba perfectamente casubio. Sin él, no hubiera entendido bien los cuentos del pescadero. Cuando le escuchaba, por un momento me sentía como fuera de vacaciones en el extranjero.

Antes de llegar a Władysławowo, vi centenas de velas en la Bahía de Puck – los aficionados del windsurfing y  kitesurfing estaban muy contentos.Decidí probarlo y quedé para la primera clase en una de las escuelas. Cansada, pero feliz, llegué a Władysławowo. No era el fin, porque decidí tomar un paseo por la playa. A esta hora del día la playa arenosa, estrecha y vacía parecía como salvaje, y el agua estaba de tono bello de gris azulado. Aquí podía planear con calma los días siguientes. Fui a Jastrzebia Gora, y en el camino visité al faro en Rozewie, la ciudad de Puck con la iglesia parroquial de San Pedro y San Pablo. Después, llegué al palacio en Rzucewo y al castillo en Krokowa. Como una memoria bonita iré a casa con una escultura de un angelito casubio, que va a recordarme el tiempo tranquilo pasado al mar.

Un par de días no es suficiente para visitar todos los sitios interesantes del distrito pucki. Ya no puedo esperar cuando vuelvo aquí dentro de un tiempo con mis amigos.  Lo que he visto aquí y lo que me pasó me ayudará a convencerles fácilmente a hacer un viaje a Norda.


Chałupy

Chałupy

      Chałupy fue una vez un pequeño pueblo pesquero situado en la parte más estrecha de la Península de Hel. Actualmente es el distrito de Władysławowo con muy buena oferta de alojamiento y sobre todo es un paraíso para los amantes de los deportes acuáticos. En particular, los apasionados del windsurf y kitesurf encuentran aquí su lugar en la tierra.

Chałupy ya era famoso en el siglo XVII, cuando el rey Władysław (Ladislao) IV decidió construir cerca del pueblo una fortaleza enorme de madera y de barro con varios bastiones llamada de su nombre Władysławowo. La segunda fortaleza un poco más pequeña llamada Kazimierzowo fue construida cerca de Kuźnice. Ambas fortalezas según la intención del rey, eran para proteger las fronteras del norte del país contra el enemigo y al mismo tiempo eran la base principal de expediciones para conseguir el trono sueco. Los intentos de tomar el poder en Suecia terminaron en derrota y las trincheras parcialmente destruidas fueron cubiertas con arena.


Chałupy no sólo es un tranquilo pueblo de pescadores, sino también el último lugar en Casubia donde en 1836 fue juzgada una bruja. La curandera local trató de curar a un pescador gravemente enfermo, Jan Kąkol. Todos los esfuerzos para curar la enfermedad fallaron por eso se culpó a Krystyna Ceynowa, que ya se había sospechado porsus conocimientos de magia negra. La mujer juzgada por los habitantes fue sometida a "la prueba del agua" para ver si era una aliada del diablo. Fue llevada en barco al "Mar Pequeño" y arrojada por la borda. Para sorpresa de todos, la mujer permaneció durante mucho tiempo en la superficie lo que se relacionó con los hechizos, pero nadie pensó que su enagua y falda formaron una especie de boya. Ya que Ceynowa fue considerada una bruja que no quería ahogarse, fue asesinada con los remos. Los residentes de Chałupy recordaron por mucho tiempo este evento que se convirtió en la leyenda de la bruja de Ortysz, y el testigo ocular de los hechos, la duna más alta en la zona, fue nombrada en su honor Ortus.


El rasgo distintivo de la vida cotidiana de los residentes de Chałupy es la pesca. Debido a la tierra poco fértil, mucha cantidad de arena y bosques, los habitantes abandonaron el cultivo de la tierra y comenzaron a dedicarse a la pesca y su transporte a Gdansk. Cultivando la tradición marinera, todos los años el primer domingo después del 22 de julio se organizan las regatas de los tradicionales botes de vela "Kaszubskie Łodzie pod Żaglami". En las competiciones participan las principales familias de pescadores de Hel que compiten entre sí para hacer las cuerdas y doblar las redes. La regata es muy popular entre los turistas y los propios participantes. La tradición marítima de Chałupy está estrechamente vinculada al ingeniero Aleksander Celarek. Él reconstruyó con sus propias manos el barco con el que llegó San Adalberto a Gdansk. El barco llamado "Sanctus Adalbertus" hizo un crucero al Bosque Sagrado donde fue asesinado el santo y también participaba en la peregrinación anual de los habitantes de Casubia a Puck el día de la fiesta de San Pedro y San Pablo.


A pesar de grandes tradiciones marítimas, los turistas relacionan esta región con la vida idílica que pueden llevar aquí durante las vacaciones. Numerosos campings y lugares para acampar cerca de las aguas de la Bahía de Puck posibilitan practicar deportes acuáticos justo al lado del paraíso, las amplias playas arenosas son el lugar perfecto para descansar y relajarse con los rayos de sol escuchando las olas, además los sitios históricos permiten conocer la historia de la zona. La proximidad de Władysławowo, Jastarnia y Hel ofrece un ocio activo durante el día y el ambiente tranquilo de Chałupy permite descansar y relajarse del bullicio diario. Nada más y nada menos... Chałupy invita a...