Las mansiones de la nobleza y los palacios de las familias nobles de la región de Pomorze es un elemento original de esta zona. Prácticamente en cada rincón de la región se pueden encontrar las fincas, previas propiedades de las familias Krokowscy, Przebendowscy, von Massow, Wejher, von Puttkamer o von Below. Los terrenos especialmente ricos en las fincas antiguas son las tierras de Casubia del Norte y de los alrededores de la ciudad Słupsk (Ziemia Słupska), donde en un número grande se mantuvieron las residencias majestuosas rodeadas de los edificios de explotación y los parques extensos con los árboles de 100 años e incluso más antiguos. Por desgracia, muchas de ellas van desapareciendo. Pero tienen un encanto especial, que atrae y permite volver por un momento a los tiempos remotos, y por eso necesitan rescate urgente. Afortunadamente hay un grupo bastante amplio de los objetos que recuperaron su esplendor previo y hoy atraen a los visitantes polacos y extranjeros, formando en conjunto un producto turístico popular.


     Descubra las mansiones y palacios de Pomorze, sus historias interesantes y cuentos de sus propietarios antiguos.

 

Mansión Lisewki en Lisewo

La propiedad en Lisewo pertenecía antes a la familia Lisewscy, con escudo de armas Leliwa de Pomerania.

En la segunda mitad del siglo XVI, la propiedad fue dividida entre dos familias; Dzięcielewscy y Jackowscy. La primera familia dejó los terrenos de Lisewo, lo que agradó a los residentes locales porque llevaba un estilo de vida libertino que podría causar la pérdida de los bienes. La familia Jackowscy gobernó aquí hasta la segunda mitad del siglo XVIII. En aquel tiempo se formó la edificación del pueblo y se estableció la mansión y el parque. Después los bienes cambiaron a menudo de propietarios. Johann Zielcke tuvo gran impacto en el aspecto actual de la mansión y en toda la forma del complejo.


Después de la Segunda Guerra Mundial el complejo fue propiedad de las Granjas Estatales. Este período contribuyó a una gran destrucción de edificios y zonas verdes. En 2010 la propiedad encontró dueño, que la restauró y transformó cuidadosamente en un elegante hotel y restaurante.


La mansión de Lisewo ofrece alojamiento de lujo y unas cómodas condiciones de descanso. El hotel cuenta con 11 cómodas habitaciones con baño y una espaciosa suite de estilo barroco. Todas las habitaciones están equipadas con televisores LCD y conexión gratuita a Internet. El hotel organiza cursos de formación, conferencias y reuniones de negocios. Los anfitriones se encargan de la plena comodidad de los organizadores e invitados y el restaurante fascina por su arquitectura única y gastronomía exquisita.


La atracción principal de la residencia es el mini zoo. Entre los animales que habitan hay palomas, patos, gallinas, gansos, gallinas de guinea, pavos, majestuosos pavos reales, ovejas en miniatura, cabras, cerdos vietnamitas, terneros y un poni, en el que los niños pueden dar un paseo corto. Las mascotas pueden ser acariciadas y alimentadas mientras caminan por los senderos especialmente preparados alrededor del estanque. También hay un campo de tiro donde se puede disparar del tiragomas deportivo.


Una ventaja indudable de la instalación es su ubicación. En las inmediaciones hay muchas actividades para ofrecer unas vacaciones activas y con muchas atracciones.