La riqueza y el apego a la prosperidad de los ciudádanos antiguos de la región Pomorze lo comprueban a gran medida los edificios de viviendas majestuosos en las ciudades y las casas y mansiones de las familias nobles. Un lugar especial al respecto fue la ciudad Gdańsk en la que los edificios de viviendas forman unos de los elementos arquitectónicos más valiosos de la ciudad. Los ciudadanos adinerados de Gdańsk construyeron sus casas con mucho brillo, aprovechando los servicios de los arquitectos y escultores más destacados. La escala de esta empresa la puede confirmar el hecho de que los reyes polacos que visitaron la ciudad sobre el río Mołtawa muchas veces se alojaron en las casas de los ciudadanos ricos porque fueron más cómodos que los edificios especialmente preparados (p.ej. el edificio de Brama Zielona). Por lo tanto es la ciudad Gdańsk donde podemos admirar los mejores ejemplos de los edificios de viviendas antiguos en Polonia. Pero también en otras ciudades encontramos las casas interesantes: en Słupsk, Chojnice, Tczew o Wejherowo. Un ejemplo especial es la ciudad Gdynia, donde casi todo el centro está construido con los edificios modernistas majestuosos de los años 20 y 30 del siglo pasado. Hoy en día constituyen un ejemplo destacado de este estilo en Europa. Hay que mencionar también la arquitectura de balnearios de Sopot y Ustka, donde los edificios eclécticos y modernistas crean un ambiente incomparable.


 

     Visitando las ciudades de Pomorze vale la pena fijarse en la edificación única e interesante, descubrir los adornos sutiles y los detalles arquitectónicos, reconocer los estilos particulares y enterarse de como vivió la gente en el pasado.


 

Casa con soportales Lwi Dwór

Dirección:

Ul. Trakt Św. Wojciecha 297

80-009 Gdańsk

La casa con soportales Lwi Dwór es la casa más antigua de Żuławy situada en el distrito Lipka. Su creación se remonta en torno al año 1600.


Merece gran atención el amplio pórtico de hasta nueve pilares. Antes en Żuławy según la tradición el número de columnas en el pórtico reflejaba el estatus social de la familia. Esto significa que el dueño de Lwi Dwór era un hombre rico. Por desgracia, la ubicación de este monumento en la popular Ruta de San Alberto lo perjudica. La carretera se encuentra justo al lado del pórtico y las vibraciones de los coches que pasan afectan la estabilidad de la estructura de madera. El edificio es de propiedad privada por lo que todavía se ha conservado. El propietario hace unos años hizo las reformas necesarias para abrir aquí una taberna en el futuro.


Foto: M.Bieliński, Dep. Turystyki, UMWP