Los ríos como Słupia, Radunia, Wieżyca, gracias a su ubicación y la energía que fluye del agua eran  utilizados para la construcción de las centrales hidroeléctricas. Muchas de las instalaciones siguen funcionando y pueden ser visitadas. La que merece una visita es p.ej. la central eléctrica más antigua de Europa en Struga, que está situada en lo más alto en el río Radunia en Bielkowo. Las leyes de la física, química y matemáticas fueron calmadas en los puentes, maquinaria, edificios de antiguas fábricas y también son presentadas en las exposiciones temáticas, p.ej. en el Centro Hevelianum.

Servicio municipal de aguas en Prabuty

El histórico servicio municipal de aguas del siglo XVIII fue fundado porque la ciudad era víctima de numerosos incendios. Los conductos de agua se extienden debajo del Casco Antiguo en Prabuty.

La mayor parte de los edificios de la ciudad en ese tiempo era de madera y la mayoría de ellos estaba cubierta con paja. Los conductos de agua que iban por los pasillos abovedados eran de madera y hierro fundido y llevaban el agua hasta el pozo en el casco antiguo. Están situados a una profundidad de 3,5 m y se hicieron a cielo abierto. La entrada a ellos está en los cimientos de las murallas desde el lado este. Tienen forma de letra "F" dirigida a la izquierda. Las paredes de los canales son de ladrillo rojo, tienen un espesor de 70 a 80 cm y son de bóveda de cañón. La altura del canal varía desde 170 hasta 230 cm y la anchura desde 120 hasta 130 cm. La longitud del pasillo principal es de 120 m y el brazo oriental y occidental tiene 45 y 42 metros. Cada brazo comienza y termina con un depósito que se puede ver a través de unos orificios especiales. Después de la construcción de los conductos de agua en la parte superior de cada depósito había pozos sustituidos por bombas en el siglo XIX. El diámetro de cada depósito es de aproximadamente 4 m, y la altura desde la base hasta el nivel de la calle es de más de 5 m. En los canales podemos ver antiguos ganchos para lámparas y antorchas. Es uno de los pocos monumentos de la ingeniería prusiana en esta área. Después de salir de esas instalaciones hidráulicas podemos ver los edificios de la antigua fábrica de azúcar de 1883 y unos de los dos lagos que rodean la ciudad (Jezioro Młyńskie). Los conductos de agua fueron creados con importantes subvenciones del rey de Prusia, Federico Guillermo I, que contribuyó 10.000 táleros.