Los alrededores de Słupsk es una de las regiones turísticas más interesantes de Polonia. Tanto Słupsk, ciudad de setecientos años de historia así como otros lugares de interés, y la proximidad del mar hacen que cada vez más turistas opten por la Región de Słupsk como su destino de viaje.

Słupsk está situado cerca del mar, el cruce del río Słupia con la antigua ruta que llevaba desde oeste hasta este a lo largo de la costa sur del Mar Báltico es el lugar donde fue fundado. Słupsk es una ciudad de cien mil habitantes que se preocupa por sus monumentos, sobre todo por el castillo ducal. La ciudad también está intentando cultivar las tradiciones culinarias locales y ser un centro cultural. Aquí tienen lugar festivales musicales y teatrales, reuniones de artistas, una propia feria y eventos deportivos.

Con la mayor colección del mundo de obras de Witkacy, el ascensor activo más antiguo de Europa y la torre inclinada, la capital de la Región de Słupsk con razón está promocionada con el lema: “Słupsk, más de lo que piensas”.

Igual de encantadora es toda la región. Los mayores atractivos (aparte de las hermosas playas bálticas) son las dunas móviles en los alrededores de Łeba llamadas "desierto de Pomerania" y “Kraina w Kratę” (Región a cuadros) con la típica construcción rural relacionada con la cultura de los eslovincios que antaño poblaban estos terrenos. Otra atracción igual de interesante son las rutas fluviales y monumentos de hidrotecnia de la Región de Słupsk. Las rutas en kayak por el hermoso paisaje y las zonas naturales protegidas permiten no sólo el contacto vivificante con la naturaleza pura, sino también posibilitan conocer muchas soluciones interesantes en el campo de la gestión del agua y el suministro de energía renovable de los ríos.

Este terreno ofrece diversidad, turismo activo cultural y acuático, naturaleza en estado puro y monumentos bien cuidados. En esta región encontramos playas y una excelente cocina local. Este es un lugar ideal para las vacaciones.

Ustka

Ustka

    Ustka un lugar que la historia unió con el cercano Słupsk. Desde el principio de existencia de los dos asentamientos que con el tiempo se convirtieron en ciudades, se produjo una fuerte relación entre ellas, ya que a veces los residentes de Ustka dependían del gobierno municipal en Słupsk.

Esta relación, a pesar de todos los cambios que trajeron los dos últimos siglos, se encuentra en pleno apogeo, convirtiendo Ustka en el balneario y centro de baños para los habitantes de Słupsk. Ustka se encuentra a ambos lados del río Słupia, que dio su nombre a Słupsk y Ustka, una vez llamada "Słupioujście". Esta ubicación le dio a Ustka la posición de importante centro portuario y pesquero, también contribuyó a múltiples cambios del dominio de Ustka durante los conflictos armados entre los países vecinos.

El mayor atractivo de la Ustka actual es su playa que consta de dos partes, un poco diferentes. La playa este, ubicada cerca del centro de la ciudad cuenta con una amplia infraestructura playera y muchos servicios de comidas y entretenimiento. La playa oeste, un poco lejos del centro, es muy popular entre los que quieren tomar el sol de forma más natural. Ustka es también un centro donde se curan las enfermedades reumáticas y cardiacas, lesiones, enfermedades del tracto respiratorio y el sistema nervioso. Esta función se ve favorecida tanto por el microclima local como por los manantiales de agua salada y turbas terapéuticas.


Visitando Ustka vale la pena ver los restos de los asentamientos de pescadores y edificios urbanos de finales del siglo XIX y principios del siglo XX, dos iglesias históricas y un faro, y también es necesario visitar la sirena de Ustka en el rompeolas este que mira con nostalgia hacia el mar.