Sopot - romántico, alegre y encantador

                                             

Sopot, una pequeña ciudad situada entre Gdańsk y Gdynia. Por un lado, está rodeado por la bahía de Gdansk, y por el otro lado por el Parque Paisajístico del Tri-ciudad. Para algunos, es la ciudad más romántica de Polonia, para otros propósitos de salud relacionados con los viajes, y aún otros encuentran un gran lugar para relajarse y jugar.

Sopot es sobre todo un spa natural y un balneario. Cada año, los visitantes vienen de todas partes de Polonia para recuperar su salud y beber salmuera saludable y agua de yodo extraída de las profundidades.

Sopot es una ciudad con una rica historia, con uno de los símbolos más característicos de Polonia: el muelle. Este pasillo sobre el mar es un escaparate de la ciudad y, al mismo tiempo, la instalación de este tipo más larga de Europa. Fue construido a finales del siglo XIX y XX. La parte para caminar es más de medio kilómetro, de los cuales más de 450 metros ingresan profundamente en el Golfo de Gdańsk. Restaurado y modernizado sucesivamente, hoy el muelle también puede presumir de un moderno puerto deportivo, donde atracan lujosos yates y barcos. El muelle de Sopot es un lugar para paseos, citas, reuniones. Es un lugar de descanso y relajación. Basta descansar en un banco, de cara al sol, escuchar el sonido de las olas y el canto de las gaviotas, para sentir la felicidad.


Muelle de Sopot con moderno puerto deportivo, fot. pomorskie.travel

En las inmediaciones del muelle de Sopot hay parques históricos: Baños del Norte y Baños del Sur. Encontramos aquí más de 60 especies de árboles y muchas plantas protegidas. Hay una plaza de recreo, un pequeño campo de fútbol y callejones pintorescos, también en bicicleta. En el Parque del Sur, también nos encontramos baños de inhalación, donde se puede obtener salmuera medicinal.

Sopot - atracciones, (no)obvias

En Sopot encuentras también los callejones ubicados a lo largo de la costa, donde se puede caminar (o andar en bicicleta, rollos o rickshaw) en dirección a Gdynia y Gdańsk. A lo largo de los encantadores callejones hay numerosos restaurantes y opciones de establecimientos más pequeños (chirinquitos), dónde se puede degustar principalmente pescado fresco recién capturado. Por el camino, los excursionistas también pasan por hoteles de lujo, que incluyen un Grand Hotel de casi un siglo de antigüedad, centros de bienestar y SPA. Cerca de allí también hay un Departamento de Balneología que ofrece baños de sal y inhalaciones, así como un faro, desde el cual hay una excelente vista del muelle, las playas y el Golfo de Gdańsk.


El legendario Grant Hotel, fot. Sofitel Grand Sopot

El centro del complejo es una calle peatonal representativa en calle Bohaterów Monte Cassino (Heroes del Monte Cassino). Hay principalmente restaurantes, cafés, clubes, así como el escenario del teatro Wybrzeże y una característica, gracias a su arquitectura, Casa curvada. Paseando por la ciudad hacia el suroeste, llegamos a la parte boscosa de la ciudad, donde se encuentra majestuosamente elevada la famosa Ópera del Bosque. Este es un anfiteatro, que desde 1909 es uno de los puntos más importantes del mapa de conciertos de Polonia. Actuaciones, festivales y conciertos tuvieron lugar aquí. La instalación funciona hasta el día de hoy.

A su vez, en la calle de  Jan Jerzy Haffner [Juan Jorge Haffner] (por cierto, el fundador de la playa de baños de Sopot), donde se encuentran las casas y viviendas más magníficas de Sopot, es el Museo Arqueológico al Aire Libre - Grodzisko en Sopot. Es una delicia para los amantes de la historia, porque fue aquí donde se ubicó la antigua fortaleza medieval, datada en el siglo VIII.

Sopot está lleno de vida durante todo el año. Vale la pena visitarlo en verano, cuando el ruido de la calle nunca se detiene, y en el invierno cuando solo se oye el zumbido del mar agitado y el canto de las gaviotas ...


Ópera del Bosque en Sopot. fot. KFP

Arquitectura de Sopot

Arquitectura de Sopot

     La arquitectura de Sopot es muy especial y definitivamente diferente a la del estilo gótico-barroco de Gdansk y modernista de Gdynia. El impulso de construcción está relacionado con el florecimiento de la aldea, y más tarde de Sopot como un centro turístico que coincidió con el período de mayor popularidad  de las formas muy sofisticadas y complejas del eclecticismo.

Los monumentos más antiguos de Sopot, pueden recibir la categoría "veraniega" como la casa señorial de Sierakowscy de 200 años, representan las formas del clasicismo. Las casas de los ciudadanos de Sopot de hace doscientos años eran unas construcciones pequeñas, de madera y ladrillo de formas simples. Así era Sopot en los tiempos en los que el Dr. Haffner inició la organización del primer balneario. La segunda mitad del siglo XIX, periodo en el que ganaba cada vez más una mejor posición gracias al balneario, introdujo unos cambios significativos en su arquitectura. Si hubiéramos preguntado a un hombre que vivía en la Europa del siglo XIX, con qué país relacionaba el término "balneario", la mayoría probablemente hubiera respondido "Suiza". El balneario de Sopot, ya era bastante grande, pero todavía no suficientemente conocido por lo que no es de extrañar que en el siglo XIX, en su arquitectura aparecieran elementos característicos para las regiones alpinas.


Sin embargo, el verdadero florecimiento del eclecticismo de Sopot fue en los años antes del final del siglo XIX y las primeras décadas del siglo XX. El "historicismo romántico" que estaba de moda, o sea, el estilo que se inspiraba en todas las épocas anteriores de la arquitectura, tenía todas las razones para un crecimiento vigoroso en Sopot. No sólo se preocupaba por la belleza y el detalle de los edificios residenciales, sino que incluso promovía las ricas decoraciones y las sofisticadas formas de los edificios. El método era simple y consistía en la reducción de impuestos de inmuebles de los propietarios que decoraban sus fachadas, dándoles una forma variada. En este modo, aparecieron de forma masiva: voladizos, balcones, torres, pequeñas galerías, balaustradas, cornisas, y todo lo que podía caber en las fachadas de las casas recién construidas. Su lugar en este sistema también encontró la secesión, que apareció con sus líneas sinuosas no solo en la misma arquitectura, sino en la decoración de las casas en Sopot. La mezcla arquitectónica, el estilo en la zona denominado "de Sopot", dio a la ciudad creada en 1901 la atmósfera de la ciudad especial que se siente hasta hoy.


Afortunadamente, la ciudad no sufrió daños importantes durante la Segunda Guerra Mundial, el Sopot actual no sólo se ocupa de la herencia arquitectónica del pasado, sino que también se asegura de que los edificios nuevos no destaquen por la modernidad. Así que hasta hoy es un lugar donde se construye muy bonito, aunque por supuesto hay quienes critican algunos proyectos. La combinación del ambiente de gran ciudad de las calles principales con las acogedoras callejuelas y las monumentales instalaciones que aluden al pasado, son las características del estilo del balneario de Sopot.


Foto: R.Baranowski, Dep. Turystyki, UMWP