El viaje por Casubia del Norte, o como la llaman los habitantes de esta tierra - los casubios - por Norda, empecé en Hel. Nunca olvidaré la brisa suave que llevaba ese olor del mar tan típico. Salí de Gdynia en una lancha colectiva, con mi bicicleta. Cuando estaba en Hel, visité el focario, el Museo de la Pesca, y en la calle Wiejska comí un pescado fresquito. La comida fue perfecta. ¡Que pena que no se puede comer para más tarde! Después de la comida, hay que moverse un poquito. ¡Me subí a la bicicleta y ya! El camino de Hel a Jastarnia - que revelación! A lo mejor no hay otro camino tan agradable - una parte atraviesa el bosque, para correr luego justo al lado del mar, a lo largo de la Bahía de Puck. En Jurata, llamada la meca de los famosos y los ricos,  tomé un café aromático. En Jastarnia, paré cerca del puerto, para admirar a los botes, veleros y barcos de pesca.

El camino de Hel corre hasta Puck, pero antes de llegar allí, paré en Chałupy, donde me encontré con un casubio verdadero, que estaba contando del trabajo duro de los pescadores y de los barcos tradicionales. Tal barco tradicional se llama Pomeranka y últimamente vuelve a ser muy popular. Hoy en día esos barcos construye, entre otros, la familia de Struck de Jastarnia. Afortunadamente, se sentó conmigo en una mesa un chico joven, que hablaba perfectamente casubio. Sin él, no hubiera entendido bien los cuentos del pescadero. Cuando le escuchaba, por un momento me sentía como fuera de vacaciones en el extranjero.

Antes de llegar a Władysławowo, vi centenas de velas en la Bahía de Puck – los aficionados del windsurfing y  kitesurfing estaban muy contentos.Decidí probarlo y quedé para la primera clase en una de las escuelas. Cansada, pero feliz, llegué a Władysławowo. No era el fin, porque decidí tomar un paseo por la playa. A esta hora del día la playa arenosa, estrecha y vacía parecía como salvaje, y el agua estaba de tono bello de gris azulado. Aquí podía planear con calma los días siguientes. Fui a Jastrzebia Gora, y en el camino visité al faro en Rozewie, la ciudad de Puck con la iglesia parroquial de San Pedro y San Pablo. Después, llegué al palacio en Rzucewo y al castillo en Krokowa. Como una memoria bonita iré a casa con una escultura de un angelito casubio, que va a recordarme el tiempo tranquilo pasado al mar.

Un par de días no es suficiente para visitar todos los sitios interesantes del distrito pucki. Ya no puedo esperar cuando vuelvo aquí dentro de un tiempo con mis amigos.  Lo que he visto aquí y lo que me pasó me ayudará a convencerles fácilmente a hacer un viaje a Norda.


Puck

Puck

     Ya en la Edad Media en el antiguo Puck había un puerto pesquero y otro comercial. Durante siglos fue un importante centro marítimo del país. Hoy en día, esta ciudad pequeña es una de las mayores atracciones de la Casubia del Norte.

La perfecta ubicación y la rica historia favorecen el desarrollo de Puck como una ciudad turística importante en Pomerania. La Bahía de Puck permite practicar todo tipo de deportes náuticos como: vela, windsurf, kitesurf, mientras que una buena infraestructura en forma de base de windsurf y un puerto de vela hacen que Puck sea muy popular entre los aficionados a este tipo de actividad. Durante toda la temporada se celebran numerosos eventos de vela organizadas por el Centro Marino de Scouts establecido cerca del puerto.


En las proximidades hay un pequeño puerto pesquero donde hay un postecito simbólico para conmemorar el enlace de Polonia con el mar hecho por el general Haller el 10 de febrero de 1920, al lado está el orgulloso busto del "General Azul". El puerto pesquero es también un excelente mirador a la bahía y a la enorme iglesia parroquial de estilo gótico que se eleva sobre el puerto.


La iglesia parroquial de San Pedro y San Pablo del siglo XIV y XV son el monumento más importante de la ciudad. El interior tiene una decoración preciosa con un excepcional altar mayor del siglo XVIII y una capilla de la familia Wejher. Cada año durante la fiesta de San Pedro y San Pablo llegan los habitantes de toda la Península de Hel a la iglesia parroquial de Puck en sus botes para participar en ella. Además del puerto y el embarcadero, el lugar más importante de Puck es la plaza mayor restaurada hace poco, que es ahora un símbolo de la ciudad. El orgullo de la plaza son el ayuntamiento y las casas del siglo XVIII y XIX. En la parte este de la plaza, la llamada Casa Burgués, está el Museo de la Región de Puck que presenta las exposiciones relacionadas con la historia de Puck. Muy cerca, en la calle Wałowa el pequeño hospital histórico alberga el departamento del museo etnográfico, mientras que en la calle Zamkowa se pueden ver los restos del castillo teutónico que una vez estuvo aquí.


Los alrededores de Puck fomentan el turismo activo. Aparte de los deportes acuáticos hay buenas condiciones para practicar senderismo y ciclismo. Desde Puck lleva una ruta popular en bicicleta hasta la Península de Hel, así como también hay rutas para caminar: la ruta azul a lo largo de la bahía hasta Wejherowo, la ruta negra hasta Krokowa por Puszcza Darżlubska y la amarilla hasta Swarzewo.


Foto: M.Bieliński, Dep. Turystyki, UMWP