Sopot - romántico, alegre y encantador

                                             

Sopot, una pequeña ciudad situada entre Gdańsk y Gdynia. Por un lado, está rodeado por la bahía de Gdansk, y por el otro lado por el Parque Paisajístico del Tri-ciudad. Para algunos, es la ciudad más romántica de Polonia, para otros propósitos de salud relacionados con los viajes, y aún otros encuentran un gran lugar para relajarse y jugar.

Sopot es sobre todo un spa natural y un balneario. Cada año, los visitantes vienen de todas partes de Polonia para recuperar su salud y beber salmuera saludable y agua de yodo extraída de las profundidades.

Sopot es una ciudad con una rica historia, con uno de los símbolos más característicos de Polonia: el muelle. Este pasillo sobre el mar es un escaparate de la ciudad y, al mismo tiempo, la instalación de este tipo más larga de Europa. Fue construido a finales del siglo XIX y XX. La parte para caminar es más de medio kilómetro, de los cuales más de 450 metros ingresan profundamente en el Golfo de Gdańsk. Restaurado y modernizado sucesivamente, hoy el muelle también puede presumir de un moderno puerto deportivo, donde atracan lujosos yates y barcos. El muelle de Sopot es un lugar para paseos, citas, reuniones. Es un lugar de descanso y relajación. Basta descansar en un banco, de cara al sol, escuchar el sonido de las olas y el canto de las gaviotas, para sentir la felicidad.


Muelle de Sopot con moderno puerto deportivo, fot. pomorskie.travel

En las inmediaciones del muelle de Sopot hay parques históricos: Baños del Norte y Baños del Sur. Encontramos aquí más de 60 especies de árboles y muchas plantas protegidas. Hay una plaza de recreo, un pequeño campo de fútbol y callejones pintorescos, también en bicicleta. En el Parque del Sur, también nos encontramos baños de inhalación, donde se puede obtener salmuera medicinal.

Sopot - atracciones, (no)obvias

En Sopot encuentras también los callejones ubicados a lo largo de la costa, donde se puede caminar (o andar en bicicleta, rollos o rickshaw) en dirección a Gdynia y Gdańsk. A lo largo de los encantadores callejones hay numerosos restaurantes y opciones de establecimientos más pequeños (chirinquitos), dónde se puede degustar principalmente pescado fresco recién capturado. Por el camino, los excursionistas también pasan por hoteles de lujo, que incluyen un Grand Hotel de casi un siglo de antigüedad, centros de bienestar y SPA. Cerca de allí también hay un Departamento de Balneología que ofrece baños de sal y inhalaciones, así como un faro, desde el cual hay una excelente vista del muelle, las playas y el Golfo de Gdańsk.


El legendario Grant Hotel, fot. Sofitel Grand Sopot

El centro del complejo es una calle peatonal representativa en calle Bohaterów Monte Cassino (Heroes del Monte Cassino). Hay principalmente restaurantes, cafés, clubes, así como el escenario del teatro Wybrzeże y una característica, gracias a su arquitectura, Casa curvada. Paseando por la ciudad hacia el suroeste, llegamos a la parte boscosa de la ciudad, donde se encuentra majestuosamente elevada la famosa Ópera del Bosque. Este es un anfiteatro, que desde 1909 es uno de los puntos más importantes del mapa de conciertos de Polonia. Actuaciones, festivales y conciertos tuvieron lugar aquí. La instalación funciona hasta el día de hoy.

A su vez, en la calle de  Jan Jerzy Haffner [Juan Jorge Haffner] (por cierto, el fundador de la playa de baños de Sopot), donde se encuentran las casas y viviendas más magníficas de Sopot, es el Museo Arqueológico al Aire Libre - Grodzisko en Sopot. Es una delicia para los amantes de la historia, porque fue aquí donde se ubicó la antigua fortaleza medieval, datada en el siglo VIII.

Sopot está lleno de vida durante todo el año. Vale la pena visitarlo en verano, cuando el ruido de la calle nunca se detiene, y en el invierno cuando solo se oye el zumbido del mar agitado y el canto de las gaviotas ...


Ópera del Bosque en Sopot. fot. KFP

Hipódromo

Hipódromo

     El hipódromo de Sopot cuenta con más de cien años de tradición. Las vicisitudes de la historia interrumpieron varias veces la continuidad de su funcionamiento, pero cada vez, sin embargo, revivía y ahora de nuevo recupera su posición entre las atracciones de Sopot.

Los húsares prusianos tuvieron la idea de usar los terrenos del hipódromo de hoy con los fines de equitación que todavía en los años 70 del siglo XIX paraban en Gdansk. Inicialmente ahí solamente tenían lugar las carreras de caza. Con el tiempo, cada vez más a menudo se organizaban carreras de caballos, que en los últimos años del siglo XIX se convirtieron en los eventos que se llevaban a cabo regularmente. Se ordenó la pista y se designó la ruta de las carreras, también se levantaron los edificios necesarios para el público, de los cuales algunas han perdurado hasta nuestros tiempos. Antes los caballos eran traídos a cada carrera, así que no había necesidad de construir un establo.


Un gran desarrollo de la pista se produjo en el período de la Ciudad Libre, cuando el hipódromo de hoy se incorporó al complejo turístico de Sopot. La proximidad de la línea del ferrocarril y el mar otros atractivos del balneario causaron que la popularidad de la pista tanto entre los propietarios de los caballos, así como los amantes de la equitación y los juegos de azar, creciera de año en año. Aparte de las carreras clásicas, más tarde se organizaban regularmente las competiciones deportivas p.ej. en el salto y doma.


La gran carrera de la pista fue interrumpida por la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, en unos pocos años después de su final fueron reanudadas las carreras de temporada, y desde los años 80, cuando cesó su organización, el hipódromo cambió gradualmente la función convirtiéndose en un centro de entrenamiento de caballos y un centro de equitación. Las carreras volvieron a la pista a finales de los años 90, después de que la ciudad de Sopot se hiciera cargo del hipódromo. La colina cerca de Ergo Arena, un polideportivo y sala de actuaciones, elevó la categoría de la zona. El hipódromo de hoy en día combina la función de pista de carrera, centro de entrenamiento y lugar donde muchos entusiastas de la equitación aprenden el arte de la cooperación con el caballo. Entre sus instalaciones hay un hotel para caballos y alquiler de carros. En el hipódromo se realizan regularmente competiciones deportivas, sobre todo el salto de obstáculos.


El hipódromo tiene cada vez mayor importancia en el mapa de las atracciones, no sólo en Sopot sino en toda la región. Como lugar de la organización de las competiciones, carreras, ocio con caballos e hipoterapia está creciendo en popularidad entre los lugareños y visitantes, debido a la variedad de actividades cada uno encuentra algo para él.

Archivos adjuntos