El voivodato de Pomerania ofrece una forma inusual de visitar la región, o sea, en kayak gracias a más de 30 rutas navegables con una longitud total de 3.000 km. ¿Crees que remar  constantemente es aburrido? ¡Desde luego, no aquí! En el río de carácter montañoso tienes que esforzarte para no caer al agua, además viajando en kayak por los pintorescos lagos es imposible apartar la vista de los hermosos paisajes. Sólo en el voivodato de Pomerania se puede terminar el descenso en kayak en la costa marítima.

Río Wisła: en kayak por el río más grande en Polonia

No todos saben que el río Wisła puede ser una ruta interesante para los kayaks.

La magnitud y longitud del río, aparentemente excluyen Wisła de esta actividad turística por las razones de seguridad. Sin embargo, para el kayakista experimentado, que busca las experiencias nuevas, el descenso por el rey de los ríos polacos puede convertirse en la aventura de su vida. El canotaje en el río Wisła popularizó a través de su Expedición Wisła el explotador de las regiones polares y viajero Marek Kamiński. Cada año cientos de aficionados descenden, solos o en grupos pequeños, por esta ruta. Algunos, los más duros, la atreviesan incluso río arriba.


El tramo de la región Pomorze recomendado empieza en la ciudad Gniew y tiene la longitud de unos 62 km. Puede formar una ruta autónoma (2 días de descenso) o ser la continuación del descenso por los ríos Wda, Brda o Wierzyca. En la ruta, además de los panoramas extensas del valle y de los bancos de arena característicos en el cauce del río que constituyen los hábitats para muchas especies de las aves raras, los lugares más interesantes son la ciudad Gniew con el castillo medieval, la ciudad antigua Tczew y la ciudad Malbork sobre el río Nogat situada en la cercanía. Son también interesantes los monumentos hidrotécnicos: grupo de las esclusas en Biała Góra y el tramo artificial de desemboque Przekop Wisły. Al pasar la esclusa en el barrio Przegalina se puede llegar por el río Martwa Wisła hasta el centro de Gdańsk.


Por las razones de seguridad es mejor descender por el río Wisła en grupos, en los kayaks adaptados a las aguas abiertas, dotados en el equipo de seguridad apropiado y en la comunicación. Durante los periodos caudalosos los descensos no deben organizarse.