Los milagros en Pomerania iniciaron la creación de santuarios y lugares de culto. El calvario en Wejherowo y Wiele, el Santuario en Sianów y Swarzewo son sólo algunos de los lugares que deben visitar los aficionados al turismo religioso.

Santuario de Piaseczno

La creación del santuario en Piaseczno está relacionada con la leyenda, según la cual en el siglo XIV el hijo paralítico del peguero tuvo una visión.

La leyenda dice que el pobre tullido vio entre las ramas del tilo a una persona definida como "Señora Hermosa" que le recomendó agua de la fuente que de repente brotó de la tierra. El niño fue sanado y la madera del tilo sirvió a una artista como material para esculpir la estatua de la Virgen María con el Niño. Con el tiempo, la leyenda se hacía cada vez más famosa y a Piaseczno empezaban a llegar personas en busca de ayuda sobrenatural en sus desgracias. Sí, se fundó el santuario todavía frecuentado y el un lugar importante en la devoción de María en Pomerania.