Los edificios religiosos de estilo gótico y barroco, con vigas entramadas y llenados con una estructura blanca de barro. Sólo en Pomerania puede descubrir tanta variedad. La rica decoración interior, las pinturas murales y las vidrieras de colores completan la magnitud de estos edificios impresionantes.

Iglesia del Encuentro de la Santa Cruz en Krzywe Koło

Krzywe Koło es un pueblo situado en el terreno más fértil de Żuławy por ambos lados del río Motława.

Originalmente fueron fundados dos asentamientos: Schoenewese y Friwalde que gracias al privilegio de fundación de la ciudad por el gran maestro de los caballeros teutónicos, crearon un pueblo nuevo Kriwakol (Krzywe Koło). El siglo XIX fue desfavorable para el pueblo, hubo una sequía seguida por una gran inundación. Las aguas embravecidas del Motława rompieron los diques de contención e inundaron el pueblo. A mediados del siglo XIX el pueblo estaba habitado por 233 católicos, 222 protestantes, 5 judíos y 5 menonitas.


Durante la visita de Krzywe Koło vale la pena entrar en la iglesia del Encuentro de la Santa Cruz. El templo fue construido en el siglo XIV y renovado por completo en el siglo XVII. Se trata de un edificio de una sola nave con una torre de madera añadida en el siglo XVIII que termina con un chapitel esbelto y una capilla sur del siglo XIX. En los muros de la iglesia hay bolas de piedra de cañón que son un recordatorio de las batallas llevadas a cabo en esta zona durante las guerras suecas. Sobre la entrada al porche se puede ver el escudo de armas de Gdansk envuelto con una corona de hojas. La Ciudad Gdansk fue el patrono de la parroquia durante varios siglos.


Dentro del templo se ha conservado el interior barroco, en particular, debemos prestar atención al altar mayor, al púlpito y al órgano. Cabe destacar la rica decoración de los bancos con reclinatorios y sillas, en las que se sentaban los pobladores más ricos de Holanda. En el respaldo de los bancos hay imágenes que muestran la figura de Jesús con los 12 Apóstoles. En cada imagen encima de la cabeza del santo se colocó una señal pintada con pintura de oro que informa quien es patrocinador del sitio y a quien pertenece. Las mismas señales están en los marcos de los bancos para las mujeres que se encuentran en el lado opuesto de la nave.