Los edificios religiosos de estilo gótico y barroco, con vigas entramadas y llenados con una estructura blanca de barro. Sólo en Pomerania puede descubrir tanta variedad. La rica decoración interior, las pinturas murales y las vidrieras de colores completan la magnitud de estos edificios impresionantes.

Iglesia de San Bartolomé

La Iglesia de San Bartolomé, ahora greco-católica, está en el barrio Młode Miasto de Gdansk, cerca de la calle Zaułek Świętego Bartłomieja.

El templo data el siglo XV, y desde el siglo XVI hasta el siglo XX fue una iglesia luterana. Entre los años 1591-1600 fue añadida una torre de estilo gótico y el interior fue decorado con iconos.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el edificio fue destruido casi por completo y su reconstrucción duró más de 25 años. En su interior se han conservado unas hermosas bóvedas góticas en la sacristía y la capilla, y las bóvedas cristalinas en las capillas laterales. Después de la reedificación de la iglesia perteneció a los jesuitas hasta 1990.

Desde 1996, la iglesia es una iglesia greco-católica, que como la iglesia del ritual bizantino-ucraniano es de la advocación de San Bartolomé y la Protección de Santa Madre de Dios. Es la concatedral de la eparquía de Wroclaw-Gdansk, que es el equivalente de la diócesis católica. La iglesia greco-católica es una comunidad religiosa separada de la Iglesia Ortodoxa como resultado de la Unión de Brest en 1596. Por esta razón, algunos creyentes ortodoxos que viven en el territorio de la República Polaca reconocen la soberanía del Papa y aceptan los dogmas católicos conservando su propio rito. Tanto el interior de la iglesia como la liturgia tienen sus raíces en la cultura bizantina. Una gran parte de los fieles de la parroquia se compone de personas de origen ucraniano convirtiéndola en uno de los centros de la cultura ucraniana en Gdansk.