Los edificios religiosos de estilo gótico y barroco, con vigas entramadas y llenados con una estructura blanca de barro. Sólo en Pomerania puede descubrir tanta variedad. La rica decoración interior, las pinturas murales y las vidrieras de colores completan la magnitud de estos edificios impresionantes.

Catedral de Oliwa

Es un vestigio maravilloso de los monjes cistercienses que administraban y rezaban en la abadía de Oliwa.

La larga basílica de ladrillo (107 m) con un transepto y una girola alrededor del presbiterio fue levantada en etapas en el período: románico y románico-gótico (siglo XIII) y gótico (segunda mitad del siglo XIV). Los elementos visibles de la basílica románico-gótica son los pilares del transepto, las arcadas ojivales entre las naves con semicolumnas con capiteles trapezoidales de pilares.

Mucho más tarde, en 1582, se crearon unas hermosas bóvedas de crucería de estilo gótico tardío de la esbelta nave estrellada. La catedral es conocida sobre todo por su magnífico órgano rococó y cada verano aquí se celebran conciertos. El órgano fue construido entre los años 1763-1788 por Jan Wulf de Orneta y perfeccionado por el maestro de Gdansk, Friedrich Rudolf Dalitz. Se compone de 7876 tubos de roble, abeto, pino y estaño.

Dentro de la catedral hay 23 altares, por lo general con un alto valor artístico. Los altares representan los tres estilos arquitectónicos: renacentista, barroco (sobre todo) y rococó.

Foto: M. Bieliński - Dep. Turystyki UMWP