Los alrededores de Słupsk es una de las regiones turísticas más interesantes de Polonia. Tanto Słupsk, ciudad de setecientos años de historia así como otros lugares de interés, y la proximidad del mar hacen que cada vez más turistas opten por la Región de Słupsk como su destino de viaje.

Słupsk está situado cerca del mar, el cruce del río Słupia con la antigua ruta que llevaba desde oeste hasta este a lo largo de la costa sur del Mar Báltico es el lugar donde fue fundado. Słupsk es una ciudad de cien mil habitantes que se preocupa por sus monumentos, sobre todo por el castillo ducal. La ciudad también está intentando cultivar las tradiciones culinarias locales y ser un centro cultural. Aquí tienen lugar festivales musicales y teatrales, reuniones de artistas, una propia feria y eventos deportivos.

Con la mayor colección del mundo de obras de Witkacy, el ascensor activo más antiguo de Europa y la torre inclinada, la capital de la Región de Słupsk con razón está promocionada con el lema: “Słupsk, más de lo que piensas”.

Igual de encantadora es toda la región. Los mayores atractivos (aparte de las hermosas playas bálticas) son las dunas móviles en los alrededores de Łeba llamadas "desierto de Pomerania" y “Kraina w Kratę” (Región a cuadros) con la típica construcción rural relacionada con la cultura de los eslovincios que antaño poblaban estos terrenos. Otra atracción igual de interesante son las rutas fluviales y monumentos de hidrotecnia de la Región de Słupsk. Las rutas en kayak por el hermoso paisaje y las zonas naturales protegidas permiten no sólo el contacto vivificante con la naturaleza pura, sino también posibilitan conocer muchas soluciones interesantes en el campo de la gestión del agua y el suministro de energía renovable de los ríos.

Este terreno ofrece diversidad, turismo activo cultural y acuático, naturaleza en estado puro y monumentos bien cuidados. En esta región encontramos playas y una excelente cocina local. Este es un lugar ideal para las vacaciones.

El famoso boxeador vivió en la Tierra de Miastko

El famoso boxeador vivió en la Tierra de Miastko

     Max Schmeling – el campeón del mundo en boxeo, vivió en Ponikle desde 1937 al 1945. En 1936 le ganó en la 12va ronda al rey del boxeo para aquel entonces, Joe Louis.

Le llamaron la gran esperanza de los blancos. En 1938 tuvo lugar la revancha con Louis cuando en el Madison Square Garden, Schmeling fue derrotado por knock - out después de apenas 124 segundos de enfrentamiento. Schmeling perdió la confianza de Hitler no sólo porque lo decepcionó perdiendo con el negro sino también por tener una esposa no aria - la checa Anna Ondra - y un entrenador judío. Por rechazar el alistamento al NSDAP le incorporaron a Luftwaffe. Luchó como paracaidista en Creta donde sufrió una seria lesión de la columna. En Ponikle se recuperó para luego estar listo para seguir luchando. Murió a la edad de 100 años en Alemania.

Del palacio de Max Schmeling en Ponikle sólo quedan ruinas. Todavía hay un almacén agrícola en cuyo sótano entrenaba el boxeador. En 2005, cerca de la vivienda del famoso deportista se fundó un obelisco en su homenaje. Cada año a Ponikle vienen "peregrinaciones" de los aficionados a su gran talento, nombrado ahora como el deportista más grande de Alemania del s. XX.