Gdynia, una ciudad del mar

A principios del siglo XX era un pueblo de pescadores. Recibió los derechos de la ciudad hace menos de cien años en 1926. Desde entonces, ha sido uno de los ejemplos más interesantes de planificación urbana reflexiva, un ejemplo para hombres de negocios y amantes de la modernidad. Aquí la teneís Gdynia, una ciudad desde el mar y los sueños, donde se puede escuchar el canto de las gaviotas en cada paso que den.

 

Gdynia fue establecida para un propósito específico. Debido a que, después de la Primera Guerra Mundial, Gdańsk se convirtió en parte de la Ciudad Libre Autónoma de Gdańsk, y la República de Polonia necesitaba acceso al mar y a un puerto moderno, optaron por el el desarrollo de Gdynia.            

La ciudad creció de una manera impresionante y, lo más importante, este desarrollo continúa hasta nuestros días. Gdynia es la sede de muchas empresas modernas y corporaciones internacionales. El Parque Científico y Tecnológico de Pomerania opera en el poderoso y moderno edificio en Redłowo, donde se pueden desarrollar empresas de nueva creacióne invención.

El segundo puerto más grande de Polonia opera en Gdynia, y se especializa principalmente en transbordos. Desde aquí, empiezan las rutas los cruceros y ferrys a Escandinavia, y hace cien años, desde Gdynia, partieron los famosos barcos transatlánticos (incluido el último barco de pasajeros de Batory), que permitieron llegar a los Estados Unidos.

Además, las historias de los viajeros de Gdynia, la gente de mar y las poblaciones migrantes se han convertido en una inspiración para crear un Museo de Emigración único en la ciudad. Se encuentra en la antigua Oficina de al Comandancia del Puerto , justo en el orilla del mar francesa .

 

El centro de Gdynia es una delicia para los amantes del modernismo. La construcción de Gdynia es un ejemplo de cómo se construyeron las ciudades modernas hace cien años, cómo se combinó la arquitectura con lo clásico con lo moderno. Cabe destacar las viviendas individuales en el centro de la ciudad, pero también objetos más impresionantes. Es, entre otros, un equipo del Mercado Municipal en Gdynia, construido en los años 30 del siglo pasado. Todos los días, incluso en los días sombríos de la era anterior, las salas de mercado atraían mucha gente y estaba lleno de vida y fervor . Aquí se podía comprar de todo: desde frutas y verduras hasta vaqueros traidos por los marineros de EE. UU., Perfumes de China o alfombras persas. Las salas de mercado eran un símbolo de la moderna y abierta Gdynia, un lugar donde se podía conocer "al mundo entero". El equipo de las salas del mercado de Gdynia, aunque todavía está lleno de vida, ya ha sido inscrito en el registro de propiedades  de monumentos historícos.

 

Gdynia es una ciudad que se centra fuertemente en la cultura. La generación más joven de europeos está ciertamente asociada con uno de los festivales de música más grandes, el Open'er Festival. Hubo, entre otros, estrellas como Red Hot Chili Peppers, Depeche Mode, Pearl Jam, Rihanna, Coldplay o Radiohead.

Al mismo tiempo, Gdynia es la capital de la película polaca. Aquí es donde se celebra el famoso Festival de largometrajes de Polonia, y cada año, en septiembre, las estrellas del cine polaco llegan a Gdynia.

El Centro de Cine de Gdynia y la Escuela de Cine de Gdynia también operan en Gdynia, que está extremadamente conectado con la película. Justo al lado del teatro musical. Danuta Budaszkowa famosa por los musicales más espectaculares de Polonia.

 

Si desea contemplar la majestuosidad de esta ciudad costera, admirar el puerto, el astillero de Gdynia, las playas y los bulevares costeros, tome el teleférico hacia Kamienna Góra (Montaña de Piedra). Hay un panorama pintoresco de la ciudad desde aquí. Para aquellos que prefieren inhalar el aire fresco del mar, se recomienda un paseo por la orilla del mar en el encantador distrito de Orłowo. Caminando por el paseo marítimo merece la pena caminar hasta el muelle de Orłowo, hay una taberna cercana donde se puede degustar pescado recién capturado, y luego dar un paseo por el Acantilado de Orłowo, donde se puede admirar el panorama del Golfo de Gdańsk, y los vecinos Sopot y Gdańsk.

Buque de la República Polaca

Buque de la República Polaca "Błyskawica"

     Justo detrás de Skwer Kościuszki, al comienzo del Muelle Sur el buque de guerra "Błyskawica" (Relámpago) de la Marina Polaca pintado sorprendentemente en los triángulos de color gris y azul atrae la mirada.

La construcción del "Błyskawica" comenzó cuando en Europa, lentamente pero cada vez más, se reunían unas preocupantes nubes oscuras que presagiaban el conflicto. El astillero inglés en Cowes. recibió en pedido de construir un nuevo destructor para la marina polaca El trabajo de la construcción y el equipamiento del buque se completaron casi exactamente dos años antes del estallido de la guerra. "Błyskawica" y su buque gemelo "Grom" eran entonces unos de los buques más rápidos y modernos del mundo. Ambos fueron objeto de orgullo de los marineros polacos y su eficiencia en el combate daba más seguridad nacional. Sin embargo, "Grom" y "Relámpago" no dispararon ni una sola vez en defensa de la Polonia invadida por Alemania en 1939. Por una orden controvertida de la marina, en la víspera de la guerra estos buques fueron mandados al Reino Unido. La causa de esta decisión fue motivada por el hecho de que los buques de gran tamaño serían un blanco fácil para los bombarderos alemanes en la pequeña Bahía de Gdansk. Este argumento, sin embargo, no lo entendieron los marineros que querían luchar, y cuanto se oían las noticias más terribles en la radio, tanto más alejados estaban de su tierra natal. Así comenzó la odisea de los grandes buques de guerra polacos, por lo que "Błyskawica" apareció y luchó en muchas batallas y operaciones legendarias, como por ejemplo en Narvik, o en la operación Overlord. De todas las batallas navales salía ilesa. A Polonia volvió dos años después del fin de la guerra para continuar sirviendo en la marina gozando de una reputación como el mejor barco polaco. Después de treinta años de servicio los grandes días de "Błyskawica" finalizaron en un trágico accidente, cuando el vapor que salía de una tubería rota en la sala de máquinas causó la muerte de siete marineros. Después de este accidente su reparación fue considerada poco rentable, pero todavía continuó sirviendo como batería antiaérea flotante. Después de cuarenta años de su fabricación en el astillero inglés, "Błyskawica" pasó al retiro bien merecido convirtiéndose en barco-museo amarrado permanentemente en el Muelle Sur en Gdynia. Ahora es el más antiguo existente destructor del mundo.


El buque "Relámpago" es una visita obligatoria en Gdynia. El barco, su armamento, y la exposición del museo ubicada bajo su bordo cuentan la historia de las hazañas heroicas de los marineros polacos, el duro trabajo naval y la vida marina cotidiana.