Hasta hace poco los faros indicaban la ruta segura a los puertos de Pomerania, ahora son lugares de interés turístico que ofrecen una vista muy singular al mar y a los alrededores. Construidos entre los siglos XIX y XX, son hoy en día unos pintorescos monumentos de la historia de la navegación.

Faro en Sopot

El faro en Sopot es una chimenea reconstruida del Instituto Balneológico donde hay un faro automático con un alcance de 17 millas náuticas.

La torre de 30 m de alto fue construida entre los años 1903-1904, en el sitio del edificio de la antigua fábrica de gas. Los nuevos edificios servían como balneario hasta finales de la Segunda Guerra Mundial. Entonces el edificio pasó a manos de la ciudad y sirvió como baño turco y desde los años 50 forma parte del hospital reumatológico. La chimenea humeante no quedaba bien con el paisaje del balneario por lo que fue reconstruida una caldera para utilizar el combustible líquido y la chimenea fue rodeada de construcciones y cubierta con un tejado. En la torre fue montada la luz que dio origen al faro. El edificio actualmente no cumple con la función de faro, sino de mirador pero todavía sigue llamándose así.