El viaje por Casubia del Norte, o como la llaman los habitantes de esta tierra - los casubios - por Norda, empecé en Hel. Nunca olvidaré la brisa suave que llevaba ese olor del mar tan típico. Salí de Gdynia en una lancha colectiva, con mi bicicleta. Cuando estaba en Hel, visité el focario, el Museo de la Pesca, y en la calle Wiejska comí un pescado fresquito. La comida fue perfecta. ¡Que pena que no se puede comer para más tarde! Después de la comida, hay que moverse un poquito. ¡Me subí a la bicicleta y ya! El camino de Hel a Jastarnia - que revelación! A lo mejor no hay otro camino tan agradable - una parte atraviesa el bosque, para correr luego justo al lado del mar, a lo largo de la Bahía de Puck. En Jurata, llamada la meca de los famosos y los ricos,  tomé un café aromático. En Jastarnia, paré cerca del puerto, para admirar a los botes, veleros y barcos de pesca.

El camino de Hel corre hasta Puck, pero antes de llegar allí, paré en Chałupy, donde me encontré con un casubio verdadero, que estaba contando del trabajo duro de los pescadores y de los barcos tradicionales. Tal barco tradicional se llama Pomeranka y últimamente vuelve a ser muy popular. Hoy en día esos barcos construye, entre otros, la familia de Struck de Jastarnia. Afortunadamente, se sentó conmigo en una mesa un chico joven, que hablaba perfectamente casubio. Sin él, no hubiera entendido bien los cuentos del pescadero. Cuando le escuchaba, por un momento me sentía como fuera de vacaciones en el extranjero.

Antes de llegar a Władysławowo, vi centenas de velas en la Bahía de Puck – los aficionados del windsurfing y  kitesurfing estaban muy contentos.Decidí probarlo y quedé para la primera clase en una de las escuelas. Cansada, pero feliz, llegué a Władysławowo. No era el fin, porque decidí tomar un paseo por la playa. A esta hora del día la playa arenosa, estrecha y vacía parecía como salvaje, y el agua estaba de tono bello de gris azulado. Aquí podía planear con calma los días siguientes. Fui a Jastrzebia Gora, y en el camino visité al faro en Rozewie, la ciudad de Puck con la iglesia parroquial de San Pedro y San Pablo. Después, llegué al palacio en Rzucewo y al castillo en Krokowa. Como una memoria bonita iré a casa con una escultura de un angelito casubio, que va a recordarme el tiempo tranquilo pasado al mar.

Un par de días no es suficiente para visitar todos los sitios interesantes del distrito pucki. Ya no puedo esperar cuando vuelvo aquí dentro de un tiempo con mis amigos.  Lo que he visto aquí y lo que me pasó me ayudará a convencerles fácilmente a hacer un viaje a Norda.


Kuźnica

Kuźnica

      Kuźnica es un pequeño pueblo de pescadores situado en la Península de Hel, que ahora es el distrito Jastarnia situada a 3 km. La primera mención de su existencia proviene de 1570, pero entonces se llamaba Kuczfelt.

Antes debido a las fortificaciones llamadas Kazimierzowo construidas por el rey Ladislao IV era un punto importante de la defensa del país, ahora es la capital de los pescadores. Fue aquí donde durante años la única actividad de la mayoría de las personas era la pesca. De 451 residentes de Kuczfel en 1920 hasta 169 eran pescadores agrupados en 7 asociaciones llamadas "maszoperia". Hasta hoy el paisaje de Kuźnica lo crean los elementos utilizados por los pescadores, garlitos y redes de pesca extendidos en palos que dan un carácter único a este lugar. Exactamente los garlitos eran la forma más popular para la pesca de anguilas en primavera y otoño. A veces alrededor de ellos pueden ser vistas las personas con una aguja grande de madera en la mano para zurcir las redes.


Kuźnica como la primera localidad en la península se convirtió en un centro veraniego y turístico, ya en 1922 comenzaron a formarse las primeras instalaciones turísticas como "Morskie Oko" (Ojo del Mar). Aunque Kuźnica, igual que Chałupy, está situada en el tramo más ancho de la península, la rodean unos extraordinarios atractivos naturales que también atraen a los turistas.


Uno de los atractivos es la duna Libek, la elevación más alta en la península de 12,5 m de alto. Su nombre proviene de la nave Lübeck que probablemente después de varar se estrelló cerca de Kuźnice en el siglo XVII. Libek es también el principio de "Rybitwia Mielizna" que es un tramo de la Bahía de Puck que llega solo hasta la cintura. El bajío tiene zanjas para que la puedan atravesar las barcas de pesca. La curiosidad natural también es que en el bajío se encuentra "Kuźnicka Jama", que es una depresión del terreno de casi 7 metros de profundidad. Alrededor de "Rybitwia Mielizna" anualmente tiene lugar la tradicional fiesta "Marsz Śledzia" (Marcha del Arenque). Los participantes deben superar las aguas de la Bahía de Puck desde Kuźnica hasta la tierra firma.


Entre los monumentos arquitectónicos hay que prestar atención a la iglesia construida en el siglo XX que imita el Santuario de la Reina del Mar en Swarzewo. Exactamente desde Kuźnica parte la peregrinación anual de los pescadores en barcos tradicionales hasta Puck para la fiesta de San Pedro y San Pablo.


Conviene saber:

"Maszoperia" es una asociación de pescadores que navegan juntos en un barco dirigido por el patrón. Cada año estas asociaciones intercambian entre sí las zonas de pesca. "Maszoperia" se crea en secreto de la gente que no se dedica a la pesca, pero se sabe que hasta hoy día existen tales asociaciones.


Foto: R.Baranowski, Dep. Tursytyki, UMWP