Las calles de la región Pomorze forman un espacio único y original, en el cual cada turista va a encontrar muchas atracciones. Los edificios bonitos, ayuntamientos antiguos, restaurantes de estilo y cafeterías acogedoras son los lugares admirados y visitados por mucha gente. El corazón de cada ciudad fue siempre la plaza mayor (rynek en polaco) y sigue siendo un lugar representativo hasta hoy día. Las callejuelas encantadoras muy a menudo tienen un ambiente característico, diferente para cada una de las localidades particulares. ¡Cuánta belleza tienen las calles de Gdańsk, Chojnice, Tczew o Wejherowo que se juntan todas en rynek! Encontramos también las cuidades jóvenes, como Gdynia, donde las arterias modernas junto con la arquitectura modernista forman un sistema urbano único en el nivel europeo.

 

Edificios de la calle Wiejska en Hel

Edificios de la calle Wiejska en Hel

     En la Península de Hel, hay hasta hoy casas tradicionales de pescadores llamadas chëcz. Están ubicadas en la calle principal de Hel llamada Wiejska.

Se trata de unas casas bastante bajas, pintadas de blanco, cuya construcción se remonta a la primera mitad del siglo XIX. La parte frontal estrecha y característica le da al edificio un aspecto único. Estos edificios de una planta, sin sótano y con entramado, tienen una puerta de entrada dividida por la mitad característica de este lugar. Los pasos estrechos entre las casas y los tejados a dos aguas con tejas y con las chimeneas que se estrechan en la parte superior crean la singularidad del lugar. El interior de las casas con los rasgos característicos de las expediciones marinas complementa la imagen.

Hasta la actualidad se han conservado pocos edificios en la calle Wiejska, pero un lugar digno de recomendar es el restaurante "Maszoperia". Este conjunto de los edificios se remonta a 1830. A los dos edificios históricos fue añadida más tarde otra habitación, pero a pesar de esto, es una réplica fiel del interior de la típica cabaña de pescador de Hel.

El lugar central en el interior del restaurante ocupan las verdaderas portillas de luz de un submarino. A los turistas les encanta este lugar debido al ambiente del restaurante y su increíble decoración. No es necesario ir al museo para poder ver con sus propios ojos o tocar las redes de pesca colgadas bajo el techo, las luces que iluminaban las cubiertas de los barcos o el timón que dirigía los barcos al puerto. En los aparadores antiguos podemos admirar los elementos del equipamiento de los barcos, tales como relojes y campanas. Entre las lámparas está colgado el mástil enredado con cuerdas y en las paredes hay pinturas que representan la vida en la antigua cabaña del pescador en Hel. Numerosas lámparas de aceite, nudos de cuerda, compases, brújulas y grabados presentan el aspecto histórica del pueblo.

Todos estos y muchos otros objetos, elementos y recuerdos que se encuentran en el interior del restaurante "Maszoperia" representan la singularidad de este lugar. Además, la excelente cocina que sirve los platos casubios anima a los turistas a visitar este restaurante. Sólo tienes que ir a la calle Wiejska 110 en Hel y eso es suficiente para trasladarte a los momentos mágicos de chëcz de Hel y las tradiciones pesqueras.