Muchos museos exponen ricas colecciones del patrimonio cultural y tesoros de Pomerania.

Museo del Pueblo Eslovincio en Kluki

Dirección:

Ul. Kluki 27

76-214 Smołdzino

Detalles de contacto:

Tel. 59 846 30 20

Tanto el asentamiento Kluki como su nombre se crearon bastante tarde, ya que en el siglo XVIII. Sin embargo, las primeras casas con establos y graneros en el lago Łebsko fueron construidas a finales del siglo XVI.

Después del cierre de la granja en Otok y el establecimiento de la granja Brenkowo, también comenzó a desaparecer su nombre. El asentamiento se ampliaba cada vez más junto al lago y era llamado Kluki, probablemente del apellido Kleka que eran los residentes de las granjas que vivían cerca del lago a orillas (las fuentes confirman que en el siglo XIX la mayoría de las familias llevaba este apellido).

Con el tiempo, el asentamiento también se extendió al sur por las tierras deshabitadas previamente que habían pertenecido a los bienes cercanos Żelazo y Ciemino. Como resultado fueron creadas nuevas aldeas llamadas Kluki Żeleskie y Kluki Ciemińskie para distinguir este pueblo de Kluki Smołdzińskie. El nombre común Kluki para todas las aldeas fue dado en el procedimiento administrativo y eran tratadas como un pueblo con un alcalde.

Hasta mediados del siglo XX Kluki cambió su edificación. Las casas antiguas de madera y barro a menudo eran sustituidas por unas nuevas de ladrillo; algunas parcelas en el centro de aldea eran destinadas para construir una escuela. Todas las casas se colocaban en paralelo a la carretera, a ambos lados. Esta forma del pueblo se ha conservado hasta nuestros días.

Los pueblos costeros hasta la ciudad Łeba y cerca del lago Łebsko y Gardno a principios del siglo XIX eran las únicas zonas donde todavía se hablaba en el idioma casubio. Desde mediados del siglo XIX se utiliza el nombre eslovincios (słowińcy) para determinar esta población de Casubia.

Los eslovicnios (Słowińcy) en su historia crearon su propia cultura material y en el pueblo Kluki ha quedado la mayoría de los recuerdos culturales, muchos ejemplos de edificios y también se han conservado las tradiciones. Por lo tanto, en una de las granjas de construida en el siglo XIX Kluki se organizó en 1963 una exposición permanente que presenta la cultura de las personas que vivían en los pueblos situados cerca del lago Łebsko y Gardno. En los años 70, a causa de una nueva ola de desplazamientos de los eslovincios a Alemania, el Museo de Pomerania Central en Słupsk tomó medidas para crear en Kluki un gran museo al aire libre y compró los terrenos alrededor de la Granja del Museo existente. Durante diez años, el Museo aseguró seis granjas y se hizo cargo del terreno y dos otras granjas del siglo XIX y los restos de los edificios del siglo XVIII y XIX. Las filas de árboles que marcaban los límites de estas parcelas facilitaron el traspaso de las casas a este terreno, que debían estar colocadas en su sitio para recrear el antiguo sistema espacial de Kluki. Como resultado, en el área de diez hectáreas del Museo del Pueblo Eslovincio en Kluki hay siete granjas con edificios de explotación, pozos, hornos y sótanos, todo está integrado en un pueblo vivo a ambos lados de la carretera frecuentada por los lugareños.


Autor: Muzeum Wsi Słowińskiej w Klukach