Pomerania es una región con un relieve del terreno muy variado y paisaje diverso. Muchas colinas en Casubia, Kociewie o en la costa facilitan admirar panoramas de Pomerania. Además de miradores naturales también hay varias torres de observación y otros lugares que ofrecen una vista impresionante.


     Una de las características distintivas de Pomerania son los faros ubicados cerca del mar, en principio realizan funciones de navegación, pero la mayoría de ellos está disponible a los visitantes  por lo que son una gran atracción turística y unos perfectos miradores. En el voivodato de Pomerania hay en total 10 miradores.

 

     Numerosas torres y plataformas de observación ubicadas en el voivodato de Pomerania muestran perfectamente la diversidad del paisaje de la región. Merece la pena ir a Gniewino para subir a “Kaszubskie Oko” (Ojo de Casubia) y ver “Dom Rybaka” (Casa del Pescador) en Władysławowo. Las plataformas de observación en Wdzydze Kiszewskie, la cima de Wieżyca, Pachołek y Góra Lemana en los  alrededores de Bytów son sólo algunos de los lugares desde donde se puede admirar un vasto panorama de Pomerania.

 

     Debido a la diferencia de altura, la región abunda en miradores naturales. Algunos de ellos están marcados, otros están ocultos y los descubren sólo los visitantes más apasionados.


     En la zona costera no faltan lugares con vistas espectaculares. La duna Czołpińska, Lubiatowska y Łącka en el Parque Nacional Słowiński y el monte “Góra Libek” en Kuźnica con los sitios desde donde se puede admirar la belleza del Mar Báltico. El acantilado junto al mar es una creación de la naturaleza que perfectamente sirve como mirador natural. El acantilado más popular está en Gdynia Orłowo, desde cuya cima se puede disfrutar de la bahía y las playas de Orłowo y Sopot.

 

     El relieve ondulado de Pojezierze Kaszubskie hace que esta zona esté llena de lugares donde se pueden admirar los pintorescos lagos casubios. Los miradores más interesantes y mejor disponibles están ubicados a lo largo del Camino Casubio (Droga Kaszubska) o en sus alrededores: Sobótka en Ręboszewo, Góra Jastrzębia en Ostrzyce, Góra Tamowa en los alrededores de Chmielno y Złota Góra con una buena plataforma de observación.

 

     Además, la aglomeración Trójmiasto es rica en numerosos miradores naturales y bien acondicionados. El mirador más popular en el centro de Gdynia es Kamienna Góra. Desde la cima de la montaña bien organizada se extiende la vista a la parte más representativa de la ciudad, es decir, el muelle sur con gran parte de la bahía, el puerto deportivo, el barco “Dar Pomorza” y el famoso rascacielos “Sea Towers”, mientras que desde el otro lado podemos ver un amplio panorama al centro de Gdynia.


     En Sopot un lugar popular para el ocio es Łysa Góra que aparte de una pista de esquí también tiene la función del mirador. Cuando hace buen tiempo se puede ver la torre de la Iglesia de la Virgen María (Kościół Mariacki) de Gdansk. Un sitio un poco menos conocido es la elevación Wzniesienie Strzeleckie situada cerca de Opera Leśna. Ambos puntos están en la Ruta de Zorros que se puede recorrer andando y es también llamada la Ruta de los Miradores.


     Hay dos miradores maravillosos en Gdańskie Grodzisko. En la cima de la montaña Góra Gradowa se alza el mirador y la enorme Cruz del Milenio colocada en el año 2000 con motivo del 2000 aniversario del cristianismo y los 1000 años de Gdansk. Sin lugar a dudas, este es el mejor mirador de Trójmiasto del que se ve casi todo el centro de Gdansk junto con el Casco Antiguo y la Ciudad Principal y la zona de astilleros. En  Grodzisko también está el segundo mirador llamado “Mesa de Napoleón”. De acuerdo con la leyenda de este lugar, en 1807 Napoleón dirigió el asedio de Gdansk. Para conmemorar este evento, debajo del pequeño manzano está el  monumento en forma de mesa con un mapa de Gdansk, un gorro y un abrigo del emperador. También podemos disfrutar de bonitos panoramas del bastión Bisonte (Żubr) y Santa Gertrudis en Dolne Miasto de Gdansk.

Pista educativa forestal Orzechowska Duna

Dirección:

76-270 Orzechowo

La ruta ha sido trazada de tal modo para mostrar a los visitantes un fragmento de un paisaje peculiar de la costa sur del Báltico. La ruta no es difícil y pueden caminarla todos sin importar la edad.

Municipio: Ustka
Distancia: unos 2,8 kilómetros
Tiempo de marcha: 1,5 horas
Atracciones turísticas: La ruta incluye elementos adecuados para los ciclistas. Curiosidades naturales: bosque de ribera de aliso y ceniza, ecotono (es decir, zona de transición entre dos ecosistemas), bosque costero de baya de cuervo.
Tutor de la ruta: Guardabosques Ustka

La ruta ha sido marcada de tal manera para mostrar a los visitantes un fragmento de un paisaje específico de la costa sur del Báltico. La ruta pasa a través de la duna parabólica y parcialmente firme y por las zonas de sus inmediaciones. La duna se alza a una altura de 23 metros sobre llanuras costeras adyacentes al este y al sur. Recorriendo la ruta se puede aprender acerca de muchos hábitats y de la variedad de plantas que se desarrollaron en un área relativamente pequeña de las dunas y el mismo entorno. La excursión puede comenzar desde dos ciudades: Orzechowo Morskie o Zapadle. La ruta que comienza en Zapadle está preparada para los ciclistas. Partiendo de Zapadle se debe prestar atención a la peculiaridad de la naturaleza que es el canal de desague de Orzechowka en un prado cercano. Cerca hay un bosque de ribera pantanoso (a los pies de los bancos arenosos). Aquí podemos observar muchas plantas, entre otras caléndulas, anémonas, espino cerval. Además de bosques de ribera, aquí se encuentran hayedos. Al salir del bosque se encuentra el ecotono o zona entre el bosque y el campo que permite mantener el microclima en el bosque gracias a los arbustos o hierba del pasto. El ecotono es también un hábitat para muchas especies de animales. Avanzando más por la ruta nos encontramos con la parte no afectada de las dunas frontales, donde la pendiente está cubierta de haya agria. El carril bici termina aquí con la entrada a la Duna Orzechowska que fue acumulada mediante la aplicación de la arena del mar, que creó un hábitat muy seco y exigente. Aquí crecen sólo unas plantas específicas, como la hierba lyme o la conocida como barba de chivo (corynephorus canescens). Muy cerca se encuentra una placa que describe los procesos de formación de las dunas de arena. En la ruta de la ruta hay numerosos pinos de formas raquíticas (con troncos torcidos por los fuertes vientos del mar). Yendo más adelante por la trayectoria nos encontramos el mirador, desde donde hay una hermosa vista de la Duna Orzechowska, que alcanza una altura de 20 m.s.n.m. La duna se compone de numerosas colinas en las cuales crece un bosque en la playa. El bosque se compone de árboles de pino con tallos delgados y de ramas bajas. Se encuentra sólo en la zona costera del sur del Báltico. En las depresiones interiores donde se recolecta el agua, el bosque es mucho más potente y es más frondoso con plantas de pantano como el brezo de pantano o ciénagas de arándano. La ruta finaliza en la placa no. 12.