Los edificios religiosos de estilo gótico y barroco, con vigas entramadas y llenados con una estructura blanca de barro. Sólo en Pomerania puede descubrir tanta variedad. La rica decoración interior, las pinturas murales y las vidrieras de colores completan la magnitud de estos edificios impresionantes.

Iglesia de San Jacinto en Słupsk

En el panorama del casco antiguo de Słupsk destaca la forma esbelta de la torre de la antigua iglesia dominica, ahora la iglesia parroquial de San Jacinto.

La iglesia se encuentra en el extremo sur del casco antiguo, cerca del complejo del Castillo de los Duques de Pomerania. La historia de los dominicos de Słupsk se remonta al siglo XIII, cuando en 1278 el duque de Gdansk Mestwin II, que gobernó en ese tiempo la Región de Słupsk, a petición de Woyan, abad de los dominicos de Gdansk, le dio el acta de fundación de la iglesia.

En 1395, los edificios del monasterio y la iglesia se quemaron en el gran incendio de la ciudad. En el año 1524, como resultado de los disturbios religiosos, la muchedumbre irritada saqueó la iglesia y el monasterio que habían sido reconstruidos 100 años antes, y los monjes fueron dispersados. Los edificios descuidados y abandonados poco a poco cayeron en ruina. Un período crucial en la historia de la iglesia fue el comienzo del siglo XVII, cuando la restauración de la iglesia la asumió la duquesa Erdmuta, esposa del duque de Pomerania Occidental, Jan Frederyk. La reconstrucción se completó en 1602, el 24 de junio la iglesia fue consagrada y recibió la advocación de San Juan. La función de la iglesia del castillo cumplió hasta el final de la dinastía Gryfici. Durante ese período, los sucesivos residentes del castillo vecino mantuvieron la iglesia y la equiparon con muchas obras de arte excelentes. Después del año 1693 la iglesia pasó a ser propiedad de la comunidad protestante.

Durante la Segunda Guerra Mundial el edificio no fue destruido, sólo fueron dañadas parcialmente las ventanas y el tejado. Después de la restauración en 1946, la iglesia fue consagrada de nuevo y recibió la advocación de San Jacinto.

El altar renacentista de principios del siglo XVII se caracteriza por un diseño claro y armonioso y está adornado con ornamentos escultóricos y pinturas. El púlpito ricamente decorado con pinturas y detalles escultóricos también es del Renacimiento.

En la pared norte de la iglesia está el epitafio de mármol ricamente decorado de la duquesa Ana y en el lado derecho del altar está la tumba barroca de Ernest Bogusław. El conjunto está cercado con una verja forjada. El diseñador de la tumba, y quizás también su ejecutor, fue el conocido escultor de Gdansk, Hans Caspar Gockheller.

El duque Ernest Bogusław es también el fundador del órgano de la iglesia que se caracteriza por la fachada frontal ricamente tallada con los escudos de Croy y Gryfici. El órgano se utiliza durante los conciertos celebrados cada verano. Un monumento importante del interior son las lápidas de piedra de los siglos XVII y XVIII y una placa de consagración de la iglesia de 1602.

Durante años la Iglesia desempeñó un papel importante de enterramiento de las personas importantes en la historia de Pomerania Occidental. Aquí en 1454 fue enterrada la duquesa Maria (esposa del duque Bogusław IX), la duquesa Zofia (madre de Boguslaw X) que murió en 1497, bajo una de las criptas del altar descansan los restos de la duquesa Anna y su hijo Ernest Bogusław. Los sarcófagos de estaño que albergan los ataúdes de madera fueron excavados en 1976 y después de la conservación se presentan en la exposición permanente del Museo de Pomerania Central.