El viaje por Casubia del Norte, o como la llaman los habitantes de esta tierra - los casubios - por Norda, empecé en Hel. Nunca olvidaré la brisa suave que llevaba ese olor del mar tan típico. Salí de Gdynia en una lancha colectiva, con mi bicicleta. Cuando estaba en Hel, visité el focario, el Museo de la Pesca, y en la calle Wiejska comí un pescado fresquito. La comida fue perfecta. ¡Que pena que no se puede comer para más tarde! Después de la comida, hay que moverse un poquito. ¡Me subí a la bicicleta y ya! El camino de Hel a Jastarnia - que revelación! A lo mejor no hay otro camino tan agradable - una parte atraviesa el bosque, para correr luego justo al lado del mar, a lo largo de la Bahía de Puck. En Jurata, llamada la meca de los famosos y los ricos,  tomé un café aromático. En Jastarnia, paré cerca del puerto, para admirar a los botes, veleros y barcos de pesca.

El camino de Hel corre hasta Puck, pero antes de llegar allí, paré en Chałupy, donde me encontré con un casubio verdadero, que estaba contando del trabajo duro de los pescadores y de los barcos tradicionales. Tal barco tradicional se llama Pomeranka y últimamente vuelve a ser muy popular. Hoy en día esos barcos construye, entre otros, la familia de Struck de Jastarnia. Afortunadamente, se sentó conmigo en una mesa un chico joven, que hablaba perfectamente casubio. Sin él, no hubiera entendido bien los cuentos del pescadero. Cuando le escuchaba, por un momento me sentía como fuera de vacaciones en el extranjero.

Antes de llegar a Władysławowo, vi centenas de velas en la Bahía de Puck – los aficionados del windsurfing y  kitesurfing estaban muy contentos.Decidí probarlo y quedé para la primera clase en una de las escuelas. Cansada, pero feliz, llegué a Władysławowo. No era el fin, porque decidí tomar un paseo por la playa. A esta hora del día la playa arenosa, estrecha y vacía parecía como salvaje, y el agua estaba de tono bello de gris azulado. Aquí podía planear con calma los días siguientes. Fui a Jastrzebia Gora, y en el camino visité al faro en Rozewie, la ciudad de Puck con la iglesia parroquial de San Pedro y San Pablo. Después, llegué al palacio en Rzucewo y al castillo en Krokowa. Como una memoria bonita iré a casa con una escultura de un angelito casubio, que va a recordarme el tiempo tranquilo pasado al mar.

Un par de días no es suficiente para visitar todos los sitios interesantes del distrito pucki. Ya no puedo esperar cuando vuelvo aquí dentro de un tiempo con mis amigos.  Lo que he visto aquí y lo que me pasó me ayudará a convencerles fácilmente a hacer un viaje a Norda.


Dębki

Dębki

     Una de las playas más preciosas y más anchas del Báltico se encuentra en Dębki, el poblado de veraneo del municipio de Krokowa, provincia Puck, en el estuario del río Piaśnica al mar.

Este antiguo pueblo pesquero ubicado en gran parte en el bosque del Parque Natural Marítimo, hoy en día tiene carácter de centro de descanso. En verano aquí acuden muchos turistas y amantes de la playa aunque fuera de la temporada turística alta Dębki se convierte en un oasis de tranquilidad. La playa es entonces vacía y excelente para dar un paseo contemplando un maravilloso paisaje marino decorado por un pintoresco estuario del río Piaśnica.


Una ventaja de la naturaleza de Dębki es la reserva Piaśnickie Łąki ubicada al río, donde se encuentra la flora bajo la protección característica para las zonas de pequeños ríos y el bosque de roble y abedul. En el puente sobre Piaśnica hace poco se instaló una réplica del palo fronterizo de la época de entreguerras. Al lado también se encuentra la pancarta informando sobre la frontera polaca - alemana de entonces.


El río Piaśnica que desemboca al Báltico a través del lago Żarnowieckie tiene las condiciones excelentes para practicar el turismo en kayak. Piaśnica es un arroyo muy somero y tranquilo, apto para bajadas para toda la familia. El inicio de la ruta se encuentra en la esclusa situada en el puente de la carretera regional entre Żarnowiec y Wierzchucino. Por Dębki también pasa la Ruta Internacional de Bicicleta R-10 y la ruta de bicicleta de Kashubia Norte que es una buena alternativa para pasar el tiempo en la playa.


Aparte de los atractivos de la naturaleza, descanso y paisaje en Dębki se pueden encontrar unos ejemplos curiosos de la arquitectura regional. Antes de la guerra, en el año 1935 se construyó una iglesia de madera de los padres de la Resurrección aludiendo el estilo arquitectónico regional de Kashubia según el proyecto de interior del artista de Wiele, Teodor Pliński. En sus humildes interiores destaca la escultura en madera del vía crucis y bajorrelieve de la Madre de Dios del Mar. Durante las acciones bélicas fue destruido el altar y posteriormente reconstruido en el 2009. Un monumento interesante del pueblo es una cabaña kashubia cubierta de paja que data del siglo XVIII. Aunque no está expuesta para las visitas, con un poco de suerte y con permiso del dueño se puede verla.