Los milagros en Pomerania iniciaron la creación de santuarios y lugares de culto. El calvario en Wejherowo y Wiele, el Santuario en Sianów y Swarzewo son sólo algunos de los lugares que deben visitar los aficionados al turismo religioso.