La arquitectura antigua es para muchos turistas el objeto de afición y admiración. Todos valoramos los castillos góticos monumentales en Malbork, Gniew o Kwidzyn, las obras de renacimiento en Gdańsk, las iglesias barrocas en Chojnice o Wejherowo o las mansiones y palacios eclécticos en Casubia. Muchas veces reflexionamos sobre el infinito poder de estos edificios que desde hace siglos forman el espacio de las ciudades y pueblos. La arquitectura de Pomorze es especialmente variada. El gótico sobre el río Wisła tuvo su carácter especial, peculiar, el manierismo de Gdańsk se inspiró en los modelos de los Países Bajos y la arquitectura campestre de la región de Żuławy o la famosa “Tierra de Cuadros” en la zona de la ciudad Słupsk, con los edificios de la estructura a cuadros, que son los edificios sin comparación en Polonia. Encontramos también los palacios y mansiones, ayuntamientos, edificios de viviendas majestuosos, edificios técnicos y de explotación antiguos que, dispersos por toda la región, constituyen unos productos turísticos interesantes. Hoy en día todas estas joyas de arquitectura forman nuestro patrimonio cultural de Pomorze, que cultivamos cuidadosamente.