El viaje por Casubia del Norte, o como la llaman los habitantes de esta tierra - los casubios - por Norda, empecé en Hel. Nunca olvidaré la brisa suave que llevaba ese olor del mar tan típico. Salí de Gdynia en una lancha colectiva, con mi bicicleta. Cuando estaba en Hel, visité el focario, el Museo de la Pesca, y en la calle Wiejska comí un pescado fresquito. La comida fue perfecta. ¡Que pena que no se puede comer para más tarde! Después de la comida, hay que moverse un poquito. ¡Me subí a la bicicleta y ya! El camino de Hel a Jastarnia - que revelación! A lo mejor no hay otro camino tan agradable - una parte atraviesa el bosque, para correr luego justo al lado del mar, a lo largo de la Bahía de Puck. En Jurata, llamada la meca de los famosos y los ricos,  tomé un café aromático. En Jastarnia, paré cerca del puerto, para admirar a los botes, veleros y barcos de pesca.

El camino de Hel corre hasta Puck, pero antes de llegar allí, paré en Chałupy, donde me encontré con un casubio verdadero, que estaba contando del trabajo duro de los pescadores y de los barcos tradicionales. Tal barco tradicional se llama Pomeranka y últimamente vuelve a ser muy popular. Hoy en día esos barcos construye, entre otros, la familia de Struck de Jastarnia. Afortunadamente, se sentó conmigo en una mesa un chico joven, que hablaba perfectamente casubio. Sin él, no hubiera entendido bien los cuentos del pescadero. Cuando le escuchaba, por un momento me sentía como fuera de vacaciones en el extranjero.

Antes de llegar a Władysławowo, vi centenas de velas en la Bahía de Puck – los aficionados del windsurfing y  kitesurfing estaban muy contentos.Decidí probarlo y quedé para la primera clase en una de las escuelas. Cansada, pero feliz, llegué a Władysławowo. No era el fin, porque decidí tomar un paseo por la playa. A esta hora del día la playa arenosa, estrecha y vacía parecía como salvaje, y el agua estaba de tono bello de gris azulado. Aquí podía planear con calma los días siguientes. Fui a Jastrzebia Gora, y en el camino visité al faro en Rozewie, la ciudad de Puck con la iglesia parroquial de San Pedro y San Pablo. Después, llegué al palacio en Rzucewo y al castillo en Krokowa. Como una memoria bonita iré a casa con una escultura de un angelito casubio, que va a recordarme el tiempo tranquilo pasado al mar.

Un par de días no es suficiente para visitar todos los sitios interesantes del distrito pucki. Ya no puedo esperar cuando vuelvo aquí dentro de un tiempo con mis amigos.  Lo que he visto aquí y lo que me pasó me ayudará a convencerles fácilmente a hacer un viaje a Norda.


Wejherowo

Wejherowo

      Una de las ciudades más bonitas de Pomerania fue fundada a mediados del siglo XVII por Jakub Wejher que era jefe del distrito de Malbork. La ciudad es famosa por el calvario, llamado Jerusalén de Pomerania, ubicado en unas colinas. Por esta razón, Wejherowo se ganó el nombre de Capital Espiritual de Casubia a la que llegan multitud de peregrinos.     

El calvario es el conjunto histórico más valioso de la ciudad y probablemente también uno de los más valiosos en Pomerania. Fue fundado por Jakub Wejher a mediados del siglo XVII en agradecimiento por la salvación milagrosa durante la campaña militar en Rusia. En 1643 fue fundada la primera iglesia de Santa Trinidad en Wejherowska Wola de entonces, unos años más tarde llegaron los franciscanos y para ellos fue construido un convento. La iglesia de Santa Trinidad en el siglo XVIII fue reconstruida en su totalidad, sin embargo el templo de Santa Ana del convento se ha conservado casi sin cambios. En el interior se puede admirar una rica decoración, principalmente del siglo XVIII. El elemento más valioso del interior es la imagen de Nuestra Señora de Wejherowo hecha por Andrzej Stech, famoso pintor de Pomerania del siglo XVII. En 1999 la imagen fue coronada por el Papa Juan Pablo II. El sótano de la iglesia alberga un pequeño museo de los franciscanos con la cripta de Jakub Wejher, su familia y los recuerdos relacionados con él.


El corazón de la ciudad es la plaza de Wejher donde se encuentra la imponente iglesia parroquial de Santa Trinidad de 1755, que fue construido en el sitio del primer templo fundado por Wejher. De la decoración destacan los altares del barroco tardío y el púlpito. Aquí todos los años tiene lugar el espectáculo durante el que se lee la Biblia en el idioma casubio. El lector es la famosa actriz de Casubia, Danuta Stenka. En la plaza también destaca por su arquitectura única el ayuntamiento de 1908 con la Sala de la Tradición e Historia de Wejherowo, donde se presenta una maqueta de la ciudad y del calvario. En la torre hay una campana que todavía recuerda los tiempos del fundador de la ciudad, mientras que en la parte central de la plaza se encuentra una estatua de Jakub Wejher. Aunque la ciudad vieja de Wejherowo es pequeña, es una de las más bonitas de Pomerania. Las casas y calles bien cuidadas le dan un clima único. La Ruta del Alfabeto Casubio recuerda el carácter casubio de la ciudad que con unas placas de granito fue demarcada en las calles del centro.


El parque urbano A. Majkowskiego es el lugar de descanso de lugareños y turistas donde está el imponente palacio de Przebendowscy y Keyserling. Actualmente aquí se encuentra el Museo de la Literatura y Música Casubio-Pomerana. Se pueden ver interesantes objetos expuestos que representan la herencia literaria de Casubia.


Wejherowo ofrece también numerosos atractivos naturales. La ciudad tiene una ubicación única en el valle postglacial del río Reda- Łeba y está rodeada de colinas boscosas. Por la ciudad fluye el río Reda, perfectamente adecuado para el piragüismo. Desde el sur se extiende el Parque Paisajístico Trójmiejski con numerosas rutas de senderismo (incluyendo la ruta roja hasta Wejherowo), mientras que en el norte está la Selva Darżlubska que favorece la práctica del ciclismo y la equitación. En la ciudad y sus alrededores también fueron marcadas las rutas de Nordic Walking.


Foto: M.Bieliński, Dep. Turystyki, MWP