El viaje por Casubia del Norte, o como la llaman los habitantes de esta tierra - los casubios - por Norda, empecé en Hel. Nunca olvidaré la brisa suave que llevaba ese olor del mar tan típico. Salí de Gdynia en una lancha colectiva, con mi bicicleta. Cuando estaba en Hel, visité el focario, el Museo de la Pesca, y en la calle Wiejska comí un pescado fresquito. La comida fue perfecta. ¡Que pena que no se puede comer para más tarde! Después de la comida, hay que moverse un poquito. ¡Me subí a la bicicleta y ya! El camino de Hel a Jastarnia - que revelación! A lo mejor no hay otro camino tan agradable - una parte atraviesa el bosque, para correr luego justo al lado del mar, a lo largo de la Bahía de Puck. En Jurata, llamada la meca de los famosos y los ricos,  tomé un café aromático. En Jastarnia, paré cerca del puerto, para admirar a los botes, veleros y barcos de pesca.

El camino de Hel corre hasta Puck, pero antes de llegar allí, paré en Chałupy, donde me encontré con un casubio verdadero, que estaba contando del trabajo duro de los pescadores y de los barcos tradicionales. Tal barco tradicional se llama Pomeranka y últimamente vuelve a ser muy popular. Hoy en día esos barcos construye, entre otros, la familia de Struck de Jastarnia. Afortunadamente, se sentó conmigo en una mesa un chico joven, que hablaba perfectamente casubio. Sin él, no hubiera entendido bien los cuentos del pescadero. Cuando le escuchaba, por un momento me sentía como fuera de vacaciones en el extranjero.

Antes de llegar a Władysławowo, vi centenas de velas en la Bahía de Puck – los aficionados del windsurfing y  kitesurfing estaban muy contentos.Decidí probarlo y quedé para la primera clase en una de las escuelas. Cansada, pero feliz, llegué a Władysławowo. No era el fin, porque decidí tomar un paseo por la playa. A esta hora del día la playa arenosa, estrecha y vacía parecía como salvaje, y el agua estaba de tono bello de gris azulado. Aquí podía planear con calma los días siguientes. Fui a Jastrzebia Gora, y en el camino visité al faro en Rozewie, la ciudad de Puck con la iglesia parroquial de San Pedro y San Pablo. Después, llegué al palacio en Rzucewo y al castillo en Krokowa. Como una memoria bonita iré a casa con una escultura de un angelito casubio, que va a recordarme el tiempo tranquilo pasado al mar.

Un par de días no es suficiente para visitar todos los sitios interesantes del distrito pucki. Ya no puedo esperar cuando vuelvo aquí dentro de un tiempo con mis amigos.  Lo que he visto aquí y lo que me pasó me ayudará a convencerles fácilmente a hacer un viaje a Norda.


Swarzewo

Swarzewo

      Swarzewo es uno de los lugares más importantes de devoción a la Virgen María en Pomerania. La escultura gótica de Nuestra Señora Reina del Mar Polaco, patrona de los pescadores y marinos, desde hace siglos atrae a multitud de peregrinos. La famosa estatua por los milagros se encuentra en el altar mayor del santuario en Swarzewo.

La leyenda cuenta que la estatua de Nuestra Señora fue colocada cerca el pozo en las orillas de la bahía en Swarzewo por los navegantes holandeses que fueron salvados de la poderosa tormenta gracias a las oraciones. Debido al hecho de que en el pueblo todavía no había iglesia, se decidió trasladar la estatua a la iglesia en Hel. Más tarde, cuando durante la Reforma la mayoría de los católicos se convirtió al protestantismo, la estatua fue arrojada al mar. Milagrosamente, sin embargo, regresó a su lugar original en Swarzewo y desde entonces es el objeto de culto en Casubia. En la orilla, donde fue encontrada, se construyó una capilla en la que brota una fuente maravillosa.


Ya en la tercera iglesia en Swarzewo la estatua se encuentra en el altar mayor pero es mostrada sólo en ocasiones. El mismo templo que data 1880 es uno de los ejemplos más interesantes del estilo gótico en Pomerania. Tiene un interior rico, sobre todo gótico. Destacan unos hermosos altares (principal y lateral) y una policromía magnífica. Particularmente interesante es imagen-mapa de 1684 que muestra la Península de Hel con los alrededores que ilustra el camino que hizo la estatua milagrosa antes de llegar finalmente a Swarzewo.


La fiesta en el Santuario de Nuestra Señora Reina del Mar Polaco tiene lugar dos veces al año, en julio y septiembre. Además de la iglesia en Swarzewo merece la pena ver el mini-museo pesquero situado cerca de la bahía. En las proximidades también se encuentra el muelle de amarre. Toda la zona es preciosa, desde aquí se extiende la vista a la bahía, Puck y la Península de Hel.


Foto: R.Baranowski, Dep. Turystyki, UMWP