Aparte de sus funciones principales son ahora un gran atractivo turístico que atrae a miles de turistas que desean experimentar una atmósfera única de pesca. Los puertos nos maravillan por su ambiente y las coloridas barcas de pesca y redes secándose le dan un carácter fabuloso. Para ver y sentir esta belleza por sí misma basta con ir a uno de los pueblos casubios.

 

Puerto pesquero en Władysławowo

Sus orígenes se remontan a los años 30 del siglo XX cuando era el principal puerto pesquero de Polonia en el Mar Báltico abierto.

Hasta el día de hoy es el mayor puerto pesquero del país. Desde los años 90 del siglo pasado está disponible en gran parte para los turistas. Cualquiera puede ver de cerca las numerosas barcas de pesca amarradas, el trabajo de los pescadores y las profesionales instalaciones portuarias. Aquí también amarran yates y veleros. Los cruceros de pesca por el Mar Báltico son una forma de turismo cada vez más popular, los interesados encontrarán en el puerto muchos centros que ofrecen este tipo de excursión.

El puerto de Władysławowo es uno de los lugares más populares para dar paseos en esta parte de Casubia. El rompeolas es un paseo marítimo inusual que a su vez es también un excelente mirador al puerto, al Báltico y a la playa. En la zona del puerto también funciona un pequeño museo que exhibe objetos y fotografías relacionadas con su historia. En las inmediaciones, en una colina, se encuentra la poderosa Casa del Pescador con mirador en la parte superior de la torre. La torre también alberga el original Museo de Mariposas.