Casubia es un lugar maravilloso creado según una leyenda por Dios, por intercesión de los ángeles y con ayuda de Grifo. La leyenda dice que el Señor durante la creación del mundo dejó una gran superficie arenosa escasa en bosques y lagos, en la que no había vida. A petición de los ángeles miró dentro del saco por si podía dar algo a este lugar y así inclinó el saco sobre la tierra estéril de Casubia y esta recibió muchos bosques, bonitos prados llenos de flores, ríos y lagos con de agua transparente y con el suelo fértil para dar abundantes cosechas todos los años. Para que nada desapareciera de tan maravilloso lugar envió a Grifo para cuidar la región y protegerla de cualquier mal.

El  bordado casubio es el arte local más famoso y popular que tiene sus raíces en el siglo XVIII. Hasta el día de hoy, las bordadoras adornan a mano la tela de lino de acuerdo con los patrones tradicionales y el uso de los colores adecuados para poder decorar las mesas festivas.

En Chmielno podemos ver cómo los sucesivos miembros de la familia Necel hacen a mano las vasijas de barro con ayuda del torno de alfarero impulsado por la fuerza de las piernas. De esta manera se hacen jarras, cuencos y jarrones que luego son decorados con motivos típicos de la cerámica de Necel: ramita de lila, escama, tulipa, estrella de Casubia, corona de Casubia, azucena y tulipán grande.

En el Museo Etnográfico de Wdzydze Kiszewskie podemos visitar una tradicional cabaña llamada en el idioma casubio “chëcz”, en la que vivían los casubios. En el interior se presentan los muebles tradicionales, especialmente aparadores y armarios de cocina decorados a mano por los escultores. La pintura sobre vidrio y la producción de artículos de las raíces de pino también es arte casubio.

Después del trabajo en el campo y las tareas del hogar, los casubios en su tiempo libre se reunían a menudo en sus casas o tabernas para divertirse junto con familiares y vecinos escuchando la música local. El inicio de la fiesta lo anunciaban las alegres melodías del violín diabólico y el típico instrumento casubio llamado “burczybas” hecho de un barril cubierto con una piel de animal. Los que se quedaban sin fuerzas bailando el baile casubio “Koseder” se sentaban a las mesas bien provistas para deleitarse con los exquisitos platos de cocina casubia. El pan al horno hecho con las propias manos, el arenque al estilo casubio y la frambuesa casubia son solo algunas de las especialidades locales. "Jo jem najedłi ë napiti, ale muszi tabaką bëc nos przebiti", según este proverbio casubio después de comer cada verdadero habitante de Casubia debe tomar rapé de su tabaquera.

Hasta el día de hoy se organizan fiestas y banquetes para familiarizarse con la cultura casubia, conocer las costumbres y los rituales y, sobre todo, para escuchar el dialecto de la tierra de Grifo que lleva por el Camino Casubio hacia el mismo corazón de Casubia.

Museo - Parque Etnográfico de Kashubia

Museo - Parque Etnográfico de Kashubia

     El Museo - Parque Etnográfico de Kashubia Teodoro e Isodora Gulgowski en Wdzydze Kiszewskie es el museo al aire libre más antiguo en la tierra polaca.

En el 2006 celebró 100 años de su historia. El museo está ubicado en una atractiva comarca y compagina las características de la naturaleza, la educación y el recreo. Una pintoresca urbanización de antiguas casas rurales de Kashubia y Kociewie fue reconstruida en el terreno de 22 hectáreas ubicado en "El Mar de Kashubia" - un conjunto de los Lagos Wdzydzkie. Cada uno de los 50 históricos edificios y conjuntos representan un variado estilo de vida de los campesinos de Pomorskie entre los siglos XVIII y XX. La programación de las actividades de todo el año, incluida la Feria de Wdzydze, supone un gran atractivo a cada turista.


El Museo en Wdzydze Kiszewskie es visitado cada año por 70 mil turistas, en su gran mayoría niños y adolescentes.

Para ellos hemos preparado una atractiva oferta de muestras, talleres y clases de museo. El museo posee muchas ventajas para realizar las clases con y para los jóvenes. Es un espacio (22 ha) grande y abierto con 50 objetos de arquitectura rural de Kashubia y Kociewie. Debido a la buena indicación del recorrido, cada quien puede visitar el museo llegando por su cuenta a los sitios donde se realizan talleres con instructor: elaboración de ollas de barro, de flores de papel, de adornos para árbol navideño, bordado de krajka en telares, pintura en vidrio, costura. Los talleres se realizan en el entorno histórico y con el uso de las ilustraciones que presentan cada temática, herramientas y materiales de los cuales están creados los trabajos de los alumnos, quienes pueden llevarse sus creaciones a sus casas.

En una auténtica clase de la escuela del siglo XIX ofrecemos las asignaturas antiguas, tales como: escritura con pluma de ganso utilizando tinta y plumín, canto de "Las notas de Kashubia" (enseñanza de la lengua kashubia) y también talleres de música con el uso de herramientas e instrumentos tradicionales.

Durante la visita al museo les invitamos a la muestra gratuita del trabajo de un herrero, forastero, producción de tabaco en polvo, lavado de ropa en forma tradicional, almidonado de ropa y molienda de centeno en las casas y sus alrededores.

En el patio de la casa grande se realizan juegos con el instructor de animación, quien es el custodio de la exposición y también dispone de zanqueros, aros para rodar por el campo, arcos con flechas, resorteras, cuerdas y juguetes de colores diseñados en estilo antiguo.

Las clases y talleres duran hasta 60 minutos. Junto con la visita del museo hay que disponer de tres horas de tiempo o más para disfrutar de un picnic en el prado o comida en un restaurante cercano.