El paisaje rural de Pomerania se caracteriza por una gran diversidad dependiendo en que parte de la región está. Aquí se puede llegar a conocer la cultura y la historia de las misteriosas casas con soportales o los edificios típicos de los pescadores de la costa.

Casa con soportales en Orłowo

El pueblo Orłowo fue fundado en 1349 y en 1550 llegaron los colonos holandeses, a los que de los terrenos de Orło se les fue asignado el pueblo Orłowskie Pola.

A principios del siglo XVIII en Orłowo vivían 12 menonitas y a principios del siglo XIX ya había 84. Con el paso del tiempo y la actividad humana el paisaje cultural ha desaparecido casi por completo. Se ha modificado la disposición espacial, sólo quedan unos pocos edificios históricos como: la iglesia gótica de Santiago, unas pocas casas de madera del siglo XIX y dos granjas holandesas.


Foto: M.Bieliński, Dep. Turystyki, UMWP