Los Bosques de Tuchola es una de las mayores áreas de bosques en Polonia que abarca alrededor de 3 mil kilómetros cuadrados cubiertos de coníferas, sobre todo pinos. El relieve diversificado con una rica red fluvial se suma al atractivo paisajístico. Algunos bosques están bajo protección jurídica y son un parque nacional.

El Parque Nacional de Bosques de Tuchola cubre un área formada por  un glaciar, más bien, por los fenómenos estrechamente relacionados con su retirada al final de la última glaciación. El hielo derretido y el agua que salía de debajo del glaciar llevaba grandes cantidades de rocas que formaron un paisaje plano, decorado con unos característicos lagos largos y estrechos. Otro de los atractivos geográficos del parque son grandes grupos de dunas arenosas que son un fenómeno asociado más a la costa marítima, sin embargo aquí aparecen como dunas continentales. Las numerosas depresiones, a menudo llenas de agua son huellas de grandes masas de hielo desprendidas del glaciar, conocidas como "hielo muerto" que poco a poco se derretían por el calentamiento global. En el parque nacional dominan pinos, pero también hay plantas poco comunes, incluidas arcaicas de la época del retroceso del hielo de los territorios de Polonia del norte. Estas plantas raras ocupan en particular las grandes extensiones de turberas formadas por el recubrimiento de los lagos poco profundos con plantas. También son interesantes los antiguos robles y hayas que antes eran muy populares en Bosques de Tuchola pero en su mayoría fueron destruidos por una mala explotación agrícola del hombre en el pasado.

En Bosques de Tuchola también habitan animales característicos para Europa Central, como corzos, jabalíes, ciervos y zorros, e incluso lobos. Entre las aves se pueden encontrar especies raras como aves liras y urogallos, cigüeñas negras y halcones migratorios.

El área de Bosques de Tuchola también es una zona muy atractiva para los turistas. Entre las atracciones locales dignas de mención son las rutas en kayak por los ríos y lagos, p.ej. por el lago Charzykowskie y la ruta del Gran Canal del Brda, los círculos de piedra en Odry y los monumentos de la hidrotecnia. Los establecimientos de alojamiento y gastronomía ofrecen numerosas casas de huéspedes y casas rurales.

Cabaña Casubia en Brusy Jaglie

Cabaña Casubia en Brusy Jaglie

      La historia de la creación de la Cabaña Casubia en Brusy Jaglie se remonta a los años 80 del siglo XX. Entonces los fundadores del departamento de la Asociación Casubio-Pomerana planificaron construir un museo regional con una exposición de objetos recopilados de la población local. Al mismo tiempo el museo debía convertirse en el centro de la cultura de Casubia del sur.

La situación política posterior hizo que la construcción de la cabaña se aplazara una década, se volvió a la idea en los años 90. En 1995 se formó el Comité Social de Construcción del Museo que aprobó el concepto de ubicación de la Cabaña en Brusy Jaglie en las cercanías de las edificaciones del artista local Józef Chełmowski. En 1996 se rechazó la idea del desplazamiento y la restauración de una cabaña original. El diseñador de la cabaña fue Jan Sabiniarz. En 2002 comenzó su construcción con la participación de artesanos locales. El inversor fue el Ayuntamiento Municipal en Brusy.


La inauguración de la Cabaña Casubia tuvo lugar el 6 de mayo de 2005. Esta cabaña se refiere a la arquitectura tradicional de Casubia del sur. Preserva el carácter regional a través de la arquitectura, los materiales de construcción y los elementos de acabado. Su construcción de madera es de los árboles que crecían en el parque de Sikorscy en el siglo XIX en Wielkie Chełmy. El tejado del museo está cubierto de cañas naturales, las escaleras exteriores están hechas de piedra natural y el suelo es de tablas de pino, como en las antiguas cabañas casubias.